Milán 1-0 Celtic... El Milán es primero de grupo, Celtic segundo

-Sigue la Champions League por Medio Tiempo
 -Sigue la Champions League por Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Diciembre de 2007

  • Milán buscó desde el principio el resultado

-Sigue la Champions League por Medio Tiempo

Un gol de Filippo Inzaghi dio al Milán el triunfo casero ante el Celtic Glasgow (1-0), que da el primer puesto del grupo al equipo milanista, que también clasifica al escocés, beneficiado por el resultado del otro partido del grupo, y que eleva al delantero italiano al primer lugar de los goleadores europeos.

Pippo Inzaghi, todo un veterano de 34 años, y un oportunista como pocos, tenía esta noche una cita con la historia: iniciaba la contienda con 62 goles continentales en su haber, compartiendo la primera plaza con el mítico alemán Gerd Müller.

Desde esta noche Inzaghi es líder en solitario, eso sí con goles en la Intertoto y en la fase preliminar de la Liga de Campeones y con más partidos europeos disputados que Müller; pero la historia ya le encumbra como máximo goleador de las competiciones europeas.

Independientemente de cuanto aconteciera en el otro partido del Grupo D, Shakhtar Donetsk-Benfica, un empate bastaba a Milán y Celtic para lograr su respectivo objetivo: a los milanistas, ya clasificados para los octavos desde la anterior jornada, para pasar como primeros; al Celtic para acceder a la siguiente ronda como segundos.

Y es que el Celtic de perder y ganar el Shakhtar se quedaría sin los octavos de final de la Liga de Campeones, teniéndose que conformar con el premio menor de la Copa de la UEFA.

El Celtic salió, desde luego, descaradamente en busca de mantener la igualada inicial; con cinco centrocampistas y un sólo atacante. Pero sobretodo con una actitud digna del mejor "catenaccio" italiano, muy cerrado en propio campo, con una fuerte presión, no concediendo espacios al rival, tocando mucho en corto y prácticamente despreciando la meta local.

Poco, pues, les importaba a los escoceses buscar el triunfo y quitar la primera plaza al Milán.

El Milán, con menos "segundas filas" de lo esperado, sin tampoco arriesgar en demasía buscó la meta adversaria. Tenía dos motivos añadidos para el triunfo: celebrar en Balón de Oro de Kaká y permitir a Filippo Inzaghi anotar un tanto que le convirtiese en el máximo goleador de la historia en las competiciones europeas.

El Milán, lógicamente, dominó y se volcó sobre el área rival; pero se estrelló durante setenta minutos contra la gran muralla escocesa, ante una defensa expeditiva y atenta, y que defendía con todo.

El Balón de Oro Kaká, que estuvo cerca del gol en el minuto 26 con un disparo lejano que se perdió fuera por poco, estuvo incómodo. Se vio muy vigilado y sin espacios, sin los metros por delante que le hacen desequilibrar y ser único. Pero fabricó en la segunda mitad la acción del gol de Filippo Inzaghi.

Con todo ello, lo más celebrado en toda la primera mitad llegó con los dos goles que ponía al Benfica con ventaja en terreno del Shakhtar (el primero en el minuto 6) y cuyas noticias los numerosos hinchas escoceses presentes en las gradas festejaron ruidosamente.

La segunda mitad se inició con dos ocasiones de gol casi seguidas del Milán: lanzamiento de falta de Pirlo que se fue fuera por muy poco (m.47) y error de Filippo Inzaghi ante el meta Boruc (m.48).

Pero la primera gran ocasión del partido estuvo del lado del Celtic, con un lanzamiento largo sobre Scott Brown (m.56) que se plantó solo ante Kalac pero ejecutó un disparo tan lamentable que el balón casi se pierde por un lateral.

La acción del Celtic enrabietó al Milán, que dio paso a sus mejores minutos de fútbol y encerró al rival. Jugando por banda, con un Kaká más activo, empezó a rozar el gol. Y llegó, en jugada iniciada por el nuevo Balón de Oro, con pase hacía la entrada de Cafú y cesión de este sobre un desmarcado Inzaghi, que volvió a refrendar su gran oportunismo con el 1-0 (m.71).

Inzaghi lograba su récord y el Milán el triunfo del primer puesto. El Celtic no estaba asustado ni nervioso, pues el Benfica seguía ganando en Donestk (1-2), por lo que los escoceses estaban aún clasificados.

Pudo llegar el segundo tanto milanista con Brocchi (m.82) y el empate con Scott Brown (m.83), pero la intervención de los metas lo evitaron. Y, en el último minuto, Kaká rozó el gol en una acción personal en la que quizás buscó demasiado un gol que enmarcar.

El partido se cerró con un 1-0 que dejó contentos a las partes. Ahora le espera al Milán su viaje mañana a Tokio para participar en el mundial de clubes; un título especialmente deseado esta campaña por los milanistas. El Celtic se va derrotado, pero acompañando al conjunto milanés en los octavos de final, gracias al Benfica.

Árbitro: Tom Ovrebo (NOR). Mostró cartulina amarilla a S. Brown (m.46).

Incidencias: Partido de la sexta, y última, jornada del Grupo D de la Champions League, disputado en el milanés Estadio Giuseppe Meazza. Antes del inicio, el brasileño milanista Kaká recibió el Balón de Oro 2007 que ya la ha sido otorgado el pasado domingo e hizo la simbólica entrega al aficionado del Milán.

-Sigue la Champions League por Medio Tiempo

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×