Schalke 3-1 Rosenborg... Alemanes avante

-Sigue la Champions League en Medio Tiempo
-Sigue la Champions League en Medio Tiempo
 -Sigue la Champions League en Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Diciembre de 2007

  • Asamoah y Kuranyi marcaron

-Sigue la Champions League en Medio Tiempo

El Schalke no tuvo problemas para derrotar al Rosenborg Trondheim por 3-1, lograr el pase a Octavos de la Champions League y hubo pasajes en que hasta pudo permitirse algunos arranques de arrogancia y exceso de adornos y en otros bajó la concentración de forma que otro rival hubiera podido cobrar caro.

El Schalke se mostró claramente superior desde el comienzo combinando permanentemente y buscando la llegada al área.

Los primeros 20 minutos de los dirigidos por Mirko Slomka fueron casi perfectos. Gerald Asamoha abrió el marcador en el minuto 12, tras una falta lanzada desde la banda izquierda por el uruguayo Carlos Grossmüller. Luego, en el minuto 19, el brasileño Rafinha marcó el segundo tras una pared con Kevin Kuranyi.

Entre los dos goles, el Schalke había presionado insistentemente ya había llegado, con remates de Mahmut Özil y de Grossmüller y a los noruegos parecía no ocurrírseles nada.

Sin embargo, tras el segundo gol, el Schalke pareció haber dado el partido por terminado y bajó el ritmo, empezó a dejar jugar demasiado al Rosenborg y, cuando tenía la pelota, se permitía con demasiada frecuencia pases equivocados.

En el minuto 23, un centro desde la derecha trajo el descuento para el Rosenborg por intermedio de Koné que aprovechó un error de Heiko Westermann que lo dejó sólo adelantándose a despejar de cabeza un balón del que no llegó.

Con ese gol, el Rosenborg pareció volver al partido pero al Schalke el gol de Kone le sirvió de advertencia y, poco a poco, recuperó el ritmo y la concentración.

El Schalke siguió adelante y el tercer gol llegó, por intermedio de Kevin Kuranyi, aprovechando un pase de Grossmüller culminando una jugada colectiva que había iniciado Fabian Ernst.

Aunque después del tercer gol el Schalke hizo poco, el cuarto hubiera podido y acaso hubiera debido llegar. Grossmüller perdió dos veces buenas ocasiones por lucirse demasiado en el área haciendo una jugada de más en lugar de rematar.

El Rosenborg no tenía nada que oponer y se le notaba a leguas que se trataba de un equipo sin ritmo de competición y que había llegado al partido cinco semanas después de que se acabase la liga noruega.

El Schalke había prescindido por motivos disciplinarios del croata Ivan Rakitic y del serbio Mladen Krstajic pero nadie los extrañó.

Sus sustitutos, Grossmüller y Darío Rodríguez cumplieron lo que no era difícil ante un rival que apenas ofreció resistencia.

-Sigue la Champions League en Medio Tiempo

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×