Zenit, la amenaza rusa llega al Bernabéu

El Zenit de San Petersburgo, que buscará mañana viernes tocar la gloria en Mónaco ante el Manchester United y darle a Rusia la primera Supercopa de su historia, se presenta como una amenaza en el...
 El Zenit de San Petersburgo, que buscará mañana viernes tocar la gloria en Mónaco ante el Manchester United y darle a Rusia la primera Supercopa de su historia, se presenta como una amenaza en el grupo H de Champions League, en la que se enfrentará al Rea
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias28 de Agosto de 2008

  • La mayor estrella del club es Andrei Arshavin

El Zenit de San Petersburgo, que buscará mañana viernes tocar la gloria en Mónaco ante el Manchester United y darle a Rusia la primera Supercopa de su historia, se presenta como una amenaza en el grupo H de Champions League, en la que se enfrentará al Real Madrid.Tras hacerse año con la Copa de la UEFA, los albicelestes de la antigua capital imperial rusa dirigidos por el holandés Dick Advocaat quieren más, buscan instalarse entre los grandes del continente, con Andrei Arshavin al frente.Arshavin, el último genio ruso, no ha logrado hasta el momento su propósito de emigrar hacia Inglaterra o España, preferentemente al Barcelona, su equipo preferido cuando era niño.Ningún club, sin embargo, ha aceptado pagar los 25 millones de euros que pide por el mediapunta el club de la ciudad a orillas del Río Nevá.Entrenado por Dick Advocaat, otro holandés errante que ha tenido trabajo en Holanda, Alemania, Escocia, Emiratos Árabes y Corea del Sur, el Zenit se siente predestinado.Fue el primer club que logró la Liga rusa poniendo fin a dos décadas de hegemonía de los equipos de Moscú y el segundo que conquistó la Copa de la UEFA, tras el CSKA, eliminando por el camino al Villarreal, y exhibiéndose ante el Bayer Leverkusen y el Bayern Munich.El equipo de la antigua capital imperial se ha convertido de la noche a la mañana en el equipo ruso de referencia gracias a los millones que le inyecta Gazprom, su principal accionista, patrocinador y una de las mayores corporaciones del mundo.De hecho, sus detractores conocen ya al Zenit como el "Chelsea ruso" por los sueldos multimillonarios que cobra su entrenador y varios de los jugadores.El propio Advocaat rompió el precontrato que tenía firmado para entrenar a Australia con el fin de renovar con el Zenit, que le ofreció cuatro millones de dólares por temporada."El dinero no lo es todo, pero cuatro millones son muchos millones", señaló entonces el holandés.Antes de la llegada del holandés, el Zenit practicaba un fútbol muy atractivo, pero únicamente consiguió proclamarse campeón de la Copa en 1999.Advocaat, conocido por sus maneras autoritarias lo que le ha valido en Rusia el apodo de "Pequeño Napoleón", marginó nada más llegar al equipo en verano de 2006 a uno de sus puntales, Alexandr Kerzhakov, que se vio obligado a fichar por el Sevilla. También ha tenido encontronazos con la mayor estrella del club, Andrei Arshavin.Fundado en 1925, el club de San Petersburgo ya había sido campeón de Liga, pero fue durante la Unión Soviética (1984).En el plano deportivo, su plantilla se ha confeccionado a golpe de talonario. Así, pudo contratar al ucraniano Anatoli Timoschuk, centrocampista todoterreno del Shakhtar Donetsk, por 25 millones de euros, y a Zirianov, una de las revelaciones de la Eurocopa.Para esta temporada, se ha gastado 30 millones de euros en el portugués Danny, procedente del Dinamo Moscú.Su gran peligro, no obstante, sigue siendo el juego de Arshavin y la efectividad del delantero Pavel Pogrebnyak, que no pudo disputar la Eurocopa por lesión, tras proclamarse máximo goleador de la pasada Copa de la UEFA, junto al italiano Luca Toni.[EFE][foto: AP][r/refl]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×