Atlético 1-1 Liverpool... Simao frena la superioridad del Liverpool

Un gol en los últimos minutos del portugués Simao Sabrosa rescató un valioso empate para el Atlético de Madrid (1-1), sometido durante todo el duelo a la superioridad del Liverpool, pero que...
Un gol en los últimos minutos del portugués Simao Sabrosa rescató un valioso 
empate para el Atlético de Madrid (1-1), sometido durante todo el duelo a la 
superioridad del Liverpool, pero que mantuvo el liderato del Grupo D de la 
Champions League con
 Un gol en los últimos minutos del portugués Simao Sabrosa rescató un valioso empate para el Atlético de Madrid (1-1), sometido durante todo el duelo a la superioridad del Liverpool, pero que mantuvo el liderato del Grupo D de la Champions League con  (Foto: )
(Reuters) -

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Octubre de 2008

  • Aguirre pudo dirigir en la banca del Atlético

Un gol en los últimos minutos del portugués Simao Sabrosa rescató un valioso empate para el Atlético de Madrid (1-1), sometido durante todo el duelo a la superioridad del Liverpool, pero que mantuvo el liderato del Grupo D de la Champions League con un sufrido e inesperado empate en el tramo final.

El equipo rojiblanco, entregado durante toda la primera parte al control de su rival, reaccionó en la segunda mitad, en la que su mejoría le sirvió para responder al dominio del conjunto británico, que se había adelantado al cuarto de hora por medio del irlandés Robbie Keane, en claro fuera de juego, pero que pagó su conformismo con el definitivo 1-1.

Un Atlético herido, sin confianza, con tres derrotas consecutivas en su mochila, con un once revolucionario sobre el césped, sin el argentino Sergio ';Kun'; Agüero, en el banquillo de inicio, y demasiado atrás para contrarrestar el talento del Liverpool en el centro del campo sólo resistió trece minutos con la portería a cero.

El conjunto británico, sin Fernando Torres -lesionado-, asumió en propiedad la posesión de la pelota durante los primeros instantes. Al equipo rojiblanco le duraba un suspiro, a su rival lo suficiente para acercarse con facilidad sobre el área local. La primera ocasión, un centro sin rematador de Riera. La segunda, el 0-1.

Ahí apareció Steven Gerrard, junto a Xabi Alonso y el argentino Javier Mascherano dueños absolutos del centro del campo ante Ignacio Camacho y el portugués Maniche, para dibujar un pase preciso entre la defensa del Atlético, donde el irlandés Robbie Keane recogió la pelota, se perfiló hacia la derecha y batió al argentino Leo Franco.

Fue un castigo esperado para el equipo rojiblanco, nervioso, sin profundidad e inofensivo. Sólo un saque de falta de Simao, rematado de cabeza por Camacho -que jugaba sus primeros minutos de la temporada- y un tiro lejanísimo del griego Giorgios Seitaridis habían alertado a Pepe Reina, un espectador más del encuentro.

Porque el Atlético pierde demasiado potencial en ataque sin Agüero, su futbolista más decisivo y hoy con descanso por su cansancio y el "alto riesgo" de sufrir una lesión si jugaba los 90 minutos, según declaró anoche el mexicano Javier Aguirre. Estaba Simao, pero Rafa Benítez, técnico del Liverpool, mandó dos jugadores en cada acción del portugués por la banda izquierda.

Desactivado ese jugador en bastantes jugadas y con Diego Forlán desasistido durante toda la primera media hora, el equipo rojiblanco no existió en ataque hasta los minutos previos al descanso, cuando un disparo del ariete uruguayo se marchó a unos centímetros de la portería de Reina.

Una ocasión esporádica que quitó al Atlético el peso de la desconfianza del arranque del duelo, pero que no ocultó la comodidad de la primera parte para el Liverpool, dueño del partido y muy superior sobre el césped, pero quizás demasiado relajado y satisfecho con el 0-1 para el inicio de la segunda mitad.

Porque la mejoría de los rojiblancos en la reanudación fue evidente. De entrada, Agüero ya estaba en el campo, el equipo comenzó a creer en sus posibilidades y confirmó una actitud más atacante, sin tanto respeto por la entidad del rival. Incluso, pisó el área muchos más en diez minutos que en todo el primer tiempo.

Un gol anulado a Simao por fuera de juego y otra acción posterior, en la jugada siguiente, en la que un tiro del portugués se estrelló contra el poste, previa parada salvadora de Reina, reanimó al Atlético, que mantenía sus incomprensibles errores defensivos, pero que ya, por lo menos, atacaba a su rival.

Pero el paso de los minutos devolvió la tranquilidad al Liverpool, que recuperó el control del encuentro y que frenó las acciones ofensivas del conjunto rojiblanco, de nuevo sin opciones de responder a la superioridad del equipo británico, que incluso rozó la sentencia para el duelo con un disparo de Xabi Alonso.

Y el Atlético cayó en sus mismos problemas de siempre con el marcador en contra, en un ritmo cansino, sin capacidad para desmontar la defensa de su contrincante hasta que un pelotazo arriba de Raúl García provocó el inesperado error atrás de Agger. Forlán recogió el balón y abrió a Simao, que colocó el empate a uno.

Incluso, el equipo rojiblanco tuvo el 2-1, en un empalme de Miguel de las Cuevas despejado por Reina. También lo tuvo el Liverpool, en un cabezazo de Babel, pero el marcador mantuvo el empate, un buen resultado para el Atlético, sobre todo tal y como fue el choque, para mantener el liderato del Grupo D.

Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: Leo Franco; Seitaridis, Perea, Álvaro Domínguez, Antonio López; Camacho (Raúl García, m. 71), Maniche; Luis García (';Kun'; Agüero, m. 46), Sinama Pongolle (Miguel de las Cuevas, m. 75), Simao; y Forlán.

1 - Liverpool: Reina; Arbeloa, Carragher, Agger, Dossena; Mascherano, Xabi Alonso (Lucas Leiva, m. 75); Benayoun, Gerrard (Babel, m. 60), Riera; y Robbie Keane (Kuyt, m. 52).

Goles: 0-1, m. 13: Robbie Keane bate a Leo Franco tras un pase entre la defensa de Gerrard. 1-1, m. 83: Simao bate a Reina, tras un pase de Forlán y un fallo de Agger.

Árbitro: Claus Bo Larsen (Dinamarca). Amonestó al local Maniche (m. 45) y a los visitantes Riera (m. 38) y Arbeloa (m. 42).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo D de la Champions League, disputado en el Estadio Vicente Calderón ante unos 55.000 espectadores. Lleno. Vicente del Bosque, seleccionador español, y Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, presenciaron el partido desde el palco.

[EFE][foto: AP][r/anbr]

No te pierdas