Barcelona y Manchester tratan de ponerse a tono

Barcelona y Manchester United comparten una característica de la cual no sacan mucho el pecho: dos de los grandes de Europa si acaso han disfrutado de los laureles en el máximo torneo de clubes...
 Barcelona y Manchester United comparten una característica de la cual no sacan mucho el pecho: dos de los grandes de Europa si acaso han disfrutado de los laureles en el máximo torneo de clubes del continente.  (Foto: Reuters)
Roma, Italia -
  • La clase de jugadores que tenemos hace pensar que será una gran Final: Ferguson

Barcelona y Manchester United comparten una característica de la cual no sacan mucho el pecho: dos de los grandes de Europa si acaso han disfrutado de los laureles en el máximo torneo de clubes del continente. En 54 años de historia de lo que hoy se conoce como la Champions League, la suma conjunta de títulos de ambos equipos totaliza cinco. Esa cantidad alcanza para igualar los cinco conquistados por Liverpool, se quedan cortos por dos de los ganados por el Milán y muy lejos de los cuatro el Real Madrid. Se trata de una cosecha muy pobre para clubes donde han brillado luminarias como Bobby Charlton, George Best y David Beckham, Hristo Stoichkov, Romario y Ronaldo, y grandes técnicos como Matt Busby y Johan Cruyff. Más llamativo es que estos dos equipos a los que se considera como los mejores del mundo apenas acumulan ocho Finales entre ambos hasta la que protagonizarán el miércoles en Roma. El Manchester ha ganado en sus tres presentaciones, mientras que el Barça lo ha hecho en dos de cinco. Compárelo con las 12 Finales del Real, las 11 del Milán y que el Liverpool, Bayern Munich, Benfica y Juventus tengan siete cada uno. Ahora con una primera cita mutua en una Final de la Champions League, ambos prometen ofrecer un clásico y redimirse de sus fracasos previos. "Cuando tenemos un partido que promete todo lo excelso del futbol, el entusiasmo cubre a todo el mundo. Barcelona y Manchester United pueden hacerlo", declaró Alex Ferguson, el técnico del equipo inglés que va por su 26to título en 23 temporadas con los Red Devils. "La clase de jugadores que tenemos hace pensar que será una gran Final. Yo espero que no defraude a las expectativas", añadió. Es como una esperada pelea de título mundial por los pesos pesados, entre el actual Campeón y el popular primer retador. El escenario no es Las Vegas, sino el Estadio Olímpico de Roma. Ambos equipos cuentan con un poder de fuego formidable, pero el Manchester luce mejor en defensa debido a las bajas por suspensiones que acusa el Barça. Ferguson tiene a Cristiano Ronaldo, Wayne Rooney, Dimitar Berbatov y Carlos Tévez en su ataque. Si Thierry Henry está bien de una molestia en la rodilla, el francés se asociará con Lionel Messi y Samuel Eto'o en una alineación del Barcelona que ha anotado más de 100 goles esta temporada. En la cresta de la ola tras conquistar su tercer campeonato seguido en la Premier League y décimo primero en 17 temporadas, el Manchester acude a la capital italiana en busca de su cuarto cetro europeo. Ferguson no se cansa de decir que el Manchester ha debido haber ganado más veces el título. Un cuarto los colocará en la misma órbita que el Bayern Munich y Ajax. "Tenemos la oportunidad de situarnos en el panteón de equipos que han ganado el torneo cuatro veces y será grandioso para nosotros", dijo. Es muy probable que el Manchester hubiese ganado el torneo muchas veces más de no haber sido por la tragedia área de Munich en 1958. Los jugadores del club viajaban de vuelta a casa tras jugar un partido de la Copa de Europa en Belgrado cuando, en una escala en Munich, el avión se estrelló en medio de una fuerte nevada. Ocho integrantes murieron. Entonces, el Manchester contaba con el potencial de plantarle cara al entonces Campeón Real Madrid. Pero los suplentes no pudieron con el Real, que acabó consagrándose cinco veces seguidas. Barcelona, en busca de su tercer título europeo, fue uno de los grandes rivales del Real en aquellos tiempos y salió Bicampeón de España en 1959 y ླྀ. Tras perder la Final ante Benfica en 1961, estuvieron a la sombra del Real en Europa. Con el paso del tiempo, ambos clubes han sido sinónimo de juego bonito, que atraen grandes concurrencias a sus estadios y luminarias en sus planteles. El Manchester siempre llena su Old Trafford con 76 mil butacas y el Barcelona convoca 98 mil 700 en el Camp Nou. Mientras los defensores del Manchester deberán ver cómo frenan la gambeta endiablada de Messi, el argentino advierte sobre el peligro que Cristiano. "Es un grandísimo jugador, muy desequilibrante, y te puede definir un partido en cualquier momento. En el uno contra uno es muy difícil de parar y tiene mucho gol", señaló Messi. Ferguson, quien llegó a Old Trafford en octubre de 1986 tras un exitoso paso en su natal Escocia al frente del Aberdeen, ha llevado al Manchester a 25 títulos desde 1990. Casi el mismo tiempo que empezaba es ciclo, un joven volante daba sus primeros pasos en el Barcelona. Pep Guardiola emprendió su carrera en el Camp Nou ese año y no tardó en convertirse en uno de los mejores volantes en Europa. Fue parte del Barcelona que ganó su primera Copa de Europa en 1992 antes que el torneo pasase a conocerse como la Champions League.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×