Liverpool recordó a los muertos en la tragedia de Heysel

Dos minutos de silencio y 39 campanadas fueron la dedicatoria de Liverpool a la afición italiana de Juventus en el 25 aniversario de la tragedia del Estadio de Heysel, que costó al fútbol inglés...
Dos minutos de silencio y 39 campanadas fueron la dedicatoria de Liverpool a la afición italiana de Juventus en el 25 aniversario de la tragedia del Estadio de Heysel, que costó al fútbol inglés su exclusión por cinco años.
 Dos minutos de silencio y 39 campanadas fueron la dedicatoria de Liverpool a la afición italiana de Juventus en el 25 aniversario de la tragedia del Estadio de Heysel, que costó al fútbol inglés su exclusión por cinco años.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  •  En Heysel murieron 39 personas y se cayó un muro de concreto 
  •  el Liverpool se vio implicado también en la tragedia del Estadio de Hillsborough

Dos minutos de silencio y 39 campanadas (una por cada víctima) fueron la dedicatoria de Liverpool a la afición italiana de Juventus en el 25 aniversario de la tragedia del Estadio de Heysel, que costó al fútbol inglés su exclusión de las competiciones europeas durante cinco años. "Como ciudad sabemos más que muchas sobre tragedias relacionadas con el fútbol y el nivel de sufrimiento humano", dijo la Alcaldesa de Liverpool, Hazel Williams, durante la conmemoración celebrada en esa ciudad inglesa por los acontecimientos de Heysel, a los cuales comparó con los de Hillsborough, ocurridos cuatro años más tarde en Sheffield. El 29 de mayo de 1985 el Liverpool y la Juventus jugaron la Final de la Champions League, ganada por los italianos por 1-0, momentos después de que el acoso de los hinchas ingleses a la afición italiana causara una fuerte avalancha en las gradas, que llevó al derrumbe de un muro de piedra y la muerte de 39 personas por aplastamiento. De nuevo el Liverpool se vio implicado en la tragedia del Estadio de Hillsborough, en Sheffield (al norte de Inglaterra), el 15 de abril de 1989, considerada la peor del fútbol europeo. Allí, mientras el Liverpool y el Nottingham Forest jugaban una Semifinal de la Copa inglesa, 95 personas murieron al ser aplastadas contra una reja metálica que rodeaba el campo. Tras recordar los peores capítulos del fútbol inglés, la Alcaldesa de Liverpool envió un mensaje a la gente de Turín y dijo que su ciudad nunca olvidará a las personas "que no volvieron con sus familias" tras la final de 1985, 32 de ellos eran italianos. Según revela el Liverpool en su página web, el alcohol, que ambas aficiones habían consumido en grandes cantidades, en las horas previas al partido, pudo originar los acontecimientos, aunque destaca la escasa organización y seguridad ofrecida por las autoridades de Bélgica. Tras los incidentes,la UEFA y de la Federación de Bélgica criticaron las condiciones del estadio y la distribución de las entradas, además catorce hinchas ingleses fueron condenados por homicidio involuntario. "Continuaremos trabajando para garantizar que no se repitan los acontecimientos de Heysel y esperamos construir un lazo de amistad entre las dos ciudades", indicó el Ayuntamiento de Liverpool en una carta remitida esta semana al Alcalde de Turín, Sergio Thiamparino. Como muestra de ese acercamiento, Liverpool invitó a la Cónsul italiana en esa ciudad, Nunzia Bertali, al acto en memoria de las 39 víctimas -de ente 10 y 58 años-. Por su parte, Bertali aseguró que aprecia ese gesto y dijo: "el hecho de que los más altos representantes de la ciudad estén presentes hoy es para mí un signo de coraje y responsabilidad". Mientras, los seguidores mostraron pancartas en las que se podía leer "Amicizia", que significa en italiano "amistad". "Al principio escuchamos que había un problema en el estadio y sabíamos que una o dos personas habían muerto", explicó Michel Platini, ex jugador del Juventus y actual Presidente de la UEFA, cuando rompió su silencio sobre aquella tragedia hace cinco años. Kenny Dalglish, uno de los mejores futbolistas que han vestido la camiseta del Liverpool, explicó que hasta la mañana siguiente no fueron conscientes de lo que había pasado exactamente en las gradas. Como consecuencia, los clubes de fútbol de Inglaterra quedaron fuera de las competiciones europeas por una prohibición de la UEFA, que afectó durante una temporada más a los de Anfield.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×