Arsene Wenger comparó a la UEFA con una dictadura

El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, negó que la UEFA le haya notificado que existan cargos contra él por una "conducta inapropiada" con el árbitro Massimo Busacca.
El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, negó que la UEFA le haya notificado que existan cargos contra él por una "conducta inapropiada" con el árbitro Massimo Busacca.
 El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, negó que la UEFA le haya notificado que existan cargos contra él por una "conducta inapropiada" con el árbitro Massimo Busacca.
Londres, Inglaterra (Reuters) -
  • Negó el entrenador del Arsenal que el organismo haya presentado cargos en su contra

El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, negó que la UEFA le haya notificado que existan cargos contra él por una "conducta inapropiada" con el árbitro Massimo Busacca, que dirigió el martes el partido de vuelta de los Octavos de Final de la Champions League ante el Barcelona en el Camp Nou. "Niego completamente cualquier cargo. No entiendo de dónde sale eso", dijo Wenger en rueda de prensa, en la que volvió a lamentar, no obstante, "que el árbitro tomara la decisión de expulsar a Robin van Persie, porque fue una decisión errónea", en la segunda parte de un encuentro que decidió la eliminación de los "Gunners". "Todos entendemos que todos podemos cometer errores, pero lo que sigue es una dictadura. Ya no existe el sentido común" Así respondió hoy el responsable del banquillo del Emirates a la noticia divulgada ayer sobre el expediente disciplinario que la UEFA habría decidido abrir a él y al centrocampista del equipo, Samir Nasri, por "conducta inapropiada". Según anunció el máximo organismo del futbol europeo en un comunicado, el próximo martes 17 de marzo sus casos serán tratados por el Comité de Control y Disciplina de la UEFA. Aunque Wenger equiparó a la UEFA con una dictadura al responder a la decisión de la entidad europea de abrirle una expediente disciplinario por su dura reacción tras la eliminación de Arsenal. "Todos entendemos que todos podemos cometer errores, pero lo que sigue es una dictadura. Ya no existe el sentido común", añadió. "Un poco de más humildad le vendría bien a la UEFA", dijo Wenger. "Pedir disculpas por lo ocurrido sería mucho mejor que acusar a gente que no hizo nada malo".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×