Futbolistas que se convirtieron en héroes de la Champions

Las gotas de agua fueron síntoma inequívoco que el campeón llegaría en cualquier momento. El cielo de Paris humedecería el rostro de Samuel Eto'o y Juliano Belletti, héroes de aquella Champions...
Las gotas de agua fueron síntoma inequívoco que el campeón llegaría en cualquier momento. El cielo de Paris humedecería el rostro de Samuel Eto'o y Juliano Belletti, héroes de aquella Champions League celebrada en el Stade de France.
 Las gotas de agua fueron síntoma inequívoco que el campeón llegaría en cualquier momento. El cielo de Paris humedecería el rostro de Samuel Eto'o y Juliano Belletti, héroes de aquella Champions League celebrada en el Stade de France.
Ciudad de México -
  • Barcelona aún recuerda a Eto’o y Belletti
  • ManU no olvida el gran trabajo de Van der Sar

Las gotas de agua fueron síntoma inequívoco que el campeón llegaría en cualquier momento. El cielo de Paris humedecería el rostro de Samuel Eto'o y Juliano Belletti, héroes de aquella Champions League celebrada en el Stade de France el 17 de mayo de 2006. Dos años más tarde, esa misma lluvia goteaba sobre Cristiano Ronaldo, un diablo mártir que veía desconsolado desde el suelo como un gigante de apellido Van der Sar detenía el obús que Nicolas Anelka soltaba para dejar ir la primera Champions League del Chelsea, salvando el pellejo a un hombre que pasó del cielo al suelo en poco más de dos horas de intensa batalla. En una nueva y dura pelea, en la siempre lluviosa Londres, Barcelona y Manchester United se verán las caras, frente a frente en busca de la cuarta Champions League de su historia. Desafortunada o afortunadamente los héroes que forjaron los último títulos de ambos clubes no están más con el equipo. Juliano Belletti, Samuel Eto'o, Henrik Larsson, Cristiano Ronaldo o Carlos Tévez no pisarán la mítica tierra de Wembley. Cinco hombres que modificaron la historia de un partido, que cambiaron lágrimas de tristeza por aquellas que salen cuando la alegría invade el cuerpo. Tras 19 años de aquél balonazo implacable y salvador de Ronald Koeman que sacudió la red en Wembley para regalar al Barcelona su primera Champions de la historia, un nuevo 'Dream Team', con Joan Laporta a la cabeza, Frank Rijkaard en los controles y con Ronaldinho, Samuel Eto' o y Carles Puyol como principales caudillos de ataque se metieron al Stade de France para medirse al Arsenal. Al minuto 35 un gigante se levantó en el área culé para hacer el gol de los 'Gunners'. Sol Campbell se adelantaba a Oleguer Presas para vencer a Víctor Valdés y poner al borde de las lágrimas a los miles de seguidores blaugranas que apoyaban a su equipo. Llegó el medio tiempo y el inicio del segundo lapso con un 1-0 que vestía la pizarra del juego. Pocos pensarían que desde la banca ingresarían los verdaderos héroes de la remontada. Al minuto 61, Mark Van Bommel dejaba el campo en sustitución del sueco Henrik Larsson, mientras que al 71 era el brasileño Juliano Belletti quien ingresaba al campo. Tan sólo pasaron cuatro minutos del ingreso de Belletti para que Henrik Larsson asistiera a Samuel Eto'o y poner así la igualada. Juliano Belletti no se quiso quedar atrás y si antes existía el 'héroe de Wembley', el brasileño se quería quedar con el denominativo de 'Héroe de Paris', tres palabras que aún retumban en las gargantas blaugranas cuando recuerdan al hoy futbolista del Fluminense. El 2-1 llegó de las piernas del brasileño, Henrik Larsson asistió para que Belletti ejecutara. Una pared del sueco para un derechazo del lateral y las lágrimas de tristeza se transformaban en llanto de alegría en medio de una lluvia tenaz que nunca apagó el calor de una hinchada que instantes después saborearía la gloria. Del otro lado del Canal de la Mancha también hay quienes modificaron la historia cuando todo parecía negro. La tercera orejona que levantó el Manchester United fue en épocas recientes, en el frío y gélido Olímpico de Luzhniki, con nombres memorables como Edwin Van der Sar, Ryan Giggs, Wayne Rooney o Cristiano Ronaldo. Aquella tarde del 21 de mayo de 2008, CR7 pasó de ser héroe a villano, hasta que el gigante guardameta holandés salvó su honor. Un empate a uno con tanto del luso gracias a un implacable remate de cabeza ponía en bandeja de oro la tercera Champions del Manchester United. Sin embargo, el destino quiso que el final se alargara a lo máximo, al volado y al fantasma de los penales. Ahí, Carlos Tévez y Cristiano Ronaldo, hoy fuera del equipo, acertaron y fallaron respectivamente. Al término de la serie, el Manchester United se impuso al Chelsea  hasta la serie de los once pasos con un marcador de 5-4. Han pasado años de aquellas batallas. En el transcurso del camino hasta nuestros días hubo electricidad entre ambos equipos, sin lluvia de por medio, pero con un título en juego. La historia todos la conocemos, los catalanes invadieron Roma y pusieron de rodillas al ejército inglés de la mano de Lionel Messi y Samuel Eto’o, otro héroe que ayudó al Barcelona a ganar su última ‘orejona’. El nuevo Wembley escribirá sus primeras letras de oro, reconstruyendo las glorias que quedaron enterradas en el antiguo estadio que fue demolido en 2002.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×