Misión: venganza inglesa

El 7 de diciembre de 1994 y el 27 de mayo de 2009 son dos fechas diabólicas para la historia del Manchester United. Dos partidos en los que el FC Barcelona arrodilló con el mismo uniforme y en...
 El 7 de diciembre de 1994 y el 27 de mayo de 2009 son dos fechas diabólicas para la historia del Manchester United. Dos partidos en los que el FC Barcelona arrodilló con el mismo uniforme y en distinta etapa a Sir Alex Ferguson y Manchester United.
Ciudad de México -
  • La última Final que disputaron en Champions la ganó Barcelona

El 7 de diciembre de 1994 y el 27 de mayo de 2009 son dos fechas diabólicas para la historia del Manchester United. Dos partidos en los que el FC Barcelona arrodilló con el mismo uniforme y en distinta etapa a Sir Alex Ferguson y Manchester United.

Dicen que una derrota en Final no puede ser olvidada con nada más que con la revancha en otro juego por el título. Por lo mismo, los 'Red Devils' tienen ante sí la oportunidad de saldar cuentas tras el juego decisivo de la Champions League en Roma de 2009.

En aquella tarde, la preocupación defensiva para Josep Guardiola radicaba en las bajas de Dani Alves, Eric Abidal y Rafael Márquez. El técnico culé optó por formar a Yaya Touré en el eje de la zaga junto a Gerard Piqué. Carles Puyol jugó como lateral derecho para intentar frenar a Cristiano Ronaldo, ausente como en muchos partidos decisivos y finalmente, Sylvinho estuvo en la banda izquierda. En la media cancha y delantera blaugrana estaban los mismos y necesarios cerebros de siempre: Xavi, Iniesta, Eto'o y Messi.

Rápidamente Barcelona demostró que no padecería en ningún momento temor alguno por perder la Final. Samuel Eto'o a los 10 minutos puso el primer clavo en el ataúd, que a la postre sería definitivo ante la falta de reacción de los de Sir Alex Ferguson.

Cuando los esbozos de peligro llegaban mediante la explosividad de Wayne Rooney, Carlos Tévez, Dimitar Berbatov y Cristiano Ronaldo, Lionel Messi se mantuvo en el aire para meter una remate implacable que Edwin Van der Sar jamás detendría.

Los 20 minutos restantes fueron de 'tiki taka', de color azul y grana, con unos Diablos enviados al infierno por el mejor equipo del mundo en ese instante.

El dolor que el ManU sintió ese día sólo se pudo comparar con la humillación que los catalanes les propiciaron 15 años atrás. Hristo Stoichkov y Romario deshicieron a la defensa de los 'Red Devils' en el Camp Nou de Barcelona para dejar el marcador 4-0, en la ronda de grupos.

Fue un partido soñado, redondo para los blaugranas que en 45 minutos ya derrotaban al ManU gracias a estupendas triangulaciones entre el búlgaro y brasileño.

Para el inicio del segundo tiempo llegó uno de los tantos más recordados y aplaudidos en la historia reciente del club culé. Nuevamente el búlgaro y el brasileño se juntaron para que en base a jugadas de pared marcaran el tercer gol obra de Stoichkov. Finalmente, Albert Ferrer, lateral blaugrana cerró la cuenta para la goleada sobre el equipo inglés.

Cruyff le dio la estafeta a Guardiola, para rememorar al Dream Team catalán, el mismo que Sir Alex Ferguson padeció en dos instancias en décadas diferentes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×