Un Camp Nou repleto pone punto final a la fiesta del Barcelona

Como si fuera un Clásico, más de cien mil espectadores abarrotaron las gradas del Camp Nou en la celebración de la Champions League conquistada en Wembley.
 Como si fuera un Clásico, más de cien mil espectadores abarrotaron las gradas del Camp Nou en la celebración de la Champions League conquistada en Wembley.
Barcelona, España (Reuters) -
  • Eric Abidal señaló que este sábado fue el mejor día de su vida

Como si fuera un Clásico, más de cien mil espectadores abarrotaron las gradas del Camp Nou en la celebración de la Champions League conquistada en Wembley, una fiesta breve, en la que sólo se dirigieron a los espectadores ocho futbolistas y que finalizó con un espectáculo piromusical.

Ya fuera por las prisas por acudir al concierto de Shakira, la pareja sentimental de Gerard Piqué, que actúa a continuación en el Estadio Olímpico de Montjuic o porque el cansancio de los festejos hace mella en el equipo, los futbolistas no estuvieron tan elocuentes como en la celebración por la Liga de hace unos días.

Instalados en una tarima situada en el centro del Camp Nou, donde posaron con las Copas de la Liga y de la Champions, conquistadas junto con la Supercopa de España este año, el discurso más afilado fue el de Piqué, quien reclamó que los triunfos del Barça son en buena lid.

"Nosotros, ni nos drogamos ni nos tiramos (al suelo) ni compramos a los árbitros, sólo jugamos a futbol. Los espero a todos ahora en el Estadio Olímpico en el concierto de Shakira", dijo Piqué entre las risas de sus compañeros y los aplausos de los aficionados.

Víctor Valdés reivindicó la catalanidad del Barça al atar una bufanda con la 'senyera' en la copa de la Liga. "Falta un pequeño detalle para completar esta fiesta, que se enteren. Les debíamos una (Champions) desde el año pasado y aquí la tienen, desde Wembley para todos ustedes", dijo.

Carles Puyol pidió a los aficionados que lo celebren porque "cuesta mucho" ganar estos títulos y Xavi Hernández, uno de los más destacados en la Final, recordó que este equipo "es cojonudo".

"Siempre me he sentido orgullosos de ser culé y de ser catalán, ahora más que nunca", señaló Xavi. Eric Abidal agradeció el detalle de Carles Puyol, quien le cedió su brazalete de Capitán y le permitió levantar la Copa de Europa en el palco de Wembley, por lo cual el día de ayer fue "el mejor" de su carrera futbolística.

Andrés Iniesta también agradeció el apoyo a los aficionados. "Sin ustedes esas copas son imposibles. Mi corazón me dice que lo más grande es ser culés. Estoy muy orgulloso de ello".

El entrenador Pep Guardiola sólo habló para introducir a Leo Messi. "En la celebración de la Liga, hablaron todos menos uno, que prometió hacerlo hoy".

El argentino volvió a demostrar que lo suyo no es la elocuencia y que si tiene que hablar, lo hace jugando.

"Prometí que hoy iba a hablar y acá estoy. La verdad es que no tengo nada que decirles. Simplemente que disfrutemos de esto, agradecerlo por todo lo de este año y a ver si podemos disfrutar muchos títulos más", comentó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×