Manchester United 1-2 Real Madrid... 'Teatro de los Sueños' blanco

El proyecto Mourinho sigue vivo. Real Madrid vive su mejor momento desde que el portugués llegó al banquillo del cuadro merengue y la racha de dos triunfo sobre el Barcelona se extendió a...
 El proyecto Mourinho sigue vivo. Real Madrid vive su mejor momento desde que el portugués llegó al banquillo del cuadro merengue y la racha de dos triunfo sobre el Barcelona se extendió a Manchester para vencer 1-2 al equipo de Ferguson.
Estadio Old Trafford, ante un lleno -
  • El cuadro Merengue remontó y avanzó con global de 3-2 sobre los “Red Devils”
  • Nani se fue expulsado a los 56 minutos y dejó a su equipo con 10
  • Javier Hernández Balcazar no jugó un solo minuto en la Eliminatoria

El proyecto Mourinho sigue vivo. Real Madrid vive su mejor momento desde que el portugués llegó al banquillo del cuadro merengue y la racha de dos triunfos sobre el Barcelona se extendió a Manchester para vencer 1-2 al equipo de Ferguson y con ello hacerse de uno de los pases a los Cuartos de Final de la UEFA Champions League.

Real Madrid se encontró en un escenario poco conocido y que se le complicó en verdad. Acostumbrado a dejar la pelota en el rival y apelar a lo que mejor hace, el contragolpe, el equipo de Mourinho terminó con el 61 por ciento de la posesión de la pelota, pero fue hasta la entrada de Luka Modric que pudo derrumbar el esquema establecido por Ferguson y la defensa de los “Red Devils”.

El Director Técnico del Manchester United apeló a su fortaleza defensiva y dejó en el banquillo a Wayne Rooney, sabedor de que Real Madrid debía anotar al menos un gol para seguir vivo en la Eliminatoria. La estrategia iba por buen camino hasta que Nani aplicó un "harakiri".

El primer tiempo se fue en un juego ríspido en el que Cristiano Ronaldo no aparecía, la rapidez del Madrid no llegaba y los “Red Devils” se sentían cómodos sobre el terreno de juego apelando a la velocidad y al cuidado de la pelota que tienen Welbeck y Van Persie a la ofensiva.

El primer aviso llegó con un remate de cabeza de Nemanja Vidic que se estrelló en el poste, pegó en la pierna de Welbeck y cayó en las piernas de Diego López. Era apenas el inicio de la mejor noche del “interino” portero madridista.

Los focos de alarma se encendían en Real Madrid cuando Di María se marchaba al vestuario lesionado, pero con el descanso muy cerca para que Mourinho pudiera reacomodar de cara a la segunda parte.

Llegó el complemento y Kaká fue la opción para  sustituir a Di María, pero la respuesta del Manchester United fue en el marcador.

A tres minutos de reiniciado el partido se propinaron una serie de rebotes en el área merengue que acabaron con un recentro de Nani, desviado por Welbeck y después por Ramos para mandar el balón al fondo de su propia puerta. Old Trafford era un auténtico infierno.

Sin embargo, Nani pasó de ser héroe a villano cuando a los 56’ se ganó una polémica expulsión por un planchazo sobre las costillas de Arbeloa, pero sin intención, lo que dejaba a su escuadra con la ventaja, pero con la condición de defenderla durante más de 35 minutos ante uno de los equipos más poderosos del orbe.

Mourinho echó toda la carne al asador y sacó a Arbeloa para dar ingreso a Modric. El croata por fin apareció y justificó los 40 millones de euros que costó su fichaje.

Fue a los 66' cuando Modric tomó el esférico en las afueras del área, se quitó la marca de Carrick y sacó un bombazo que se estrelló en el poste para luego meterse a la portería de De Gea y silenciar el Teatro de los Sueños.

Real Madrid no desaprovechó el golpe anímico y se volcó al frente con una buena jugada por derecha que terminó con un centro raso de Özil a segundo poste para la aparición triunfal de Cristiano Ronaldo, quien simplemente empujó la pelota y calmó las aguas. No hubo festejo pero no se necesitaba, el Madrid tenía pie y medio en los Cuartos de Final.

Fue entonces cuando arrancó la noche de Diego López. El sustituto de Iker Casillas demostró que no sólo quiere formar parte de las estadísticas de la Temporada y salvó al Real Madrid al menos tres veces en la línea con cabezazos de Vidic y par de mano a mano con Rooney y Van Persie.

Real Madrid aún sueña con la décima estrella de Champions y ya está entre los ocho mejores, pero lo más importante es que el proyecto Mourinho en la 2012-2013, está más vivo que nunca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×