Tottenham-Real Madrid… Los Merengues en la última parada rumbo a Semifinales

El Real Madrid acaricia ocho años después unas Semifinales de Champions League, previo paso por White Hart Lane, donde tendrá que defender la amplia ventaja del partido de ida (4-0) ante un...
 El Real Madrid acaricia ocho años después unas Semifinales de Champions League, previo paso por White Hart Lane, donde tendrá que defender la amplia ventaja del partido de ida (4-0) ante un siempre voluntarioso Tottenham.
Ciudad de México (Reuters) -
  • El Madrid tiene una ventaja de cuatro goles

El Real Madrid acaricia ocho años después unas Semifinales de Champions League, previo paso por White Hart Lane, donde tendrá que defender la amplia ventaja del partido de ida (4-0) ante un siempre voluntarioso Tottenham y el ímpetu de un estadio inglés que luchará hasta el final por el milagro. Es a lo que se agarra el Tottenham, que en el Santiago Bernabéu pagó la inexperiencia de disputar los primeros cuartos de final de Liga de Campeones de su historia. A un milagro. Por eso, ha pasado la semana recordando viejas gestas que impulsen hacia la remontada. Como la que protagonizó el Tottenham de Bill Nicholson en la temporada 1961-62. Iba perdiendo en casa del Górnik Zabrze por cuatro goles y con marcador a cero hasta que en los últimos veinte minutos anotó dos tantos. Tuvieron que esperar a la vuelta para rematar la faena y fue entonces, en White Hart Lane, donde batieron a los polacos con un abrasador 8-1. En el recuerdo tiene el club inglés el ejemplo de un equipo español. El Deportivo de la Coruña que en la campaña 2003-04 dio la vuelta a los octavos de final ante el Milán en una noche mágica en Riazor, después perder en la ida por tres goles (4-1). Llega a la cita el equipo de Harry Redknapp con la confianza recuperada tras una jornada liguera en la que dejó una buena actuación con triunfo ante el Stoke. Son conscientes de la extrema dificultad de remontar cuatro goles a un equipo dirigido por José Mourinho, pero mantienen un fino hilo de esperanza. "Va a ser un gran partido. Si marcáramos como lo hicimos contra el Stoke y no encajamos goles podríamos pasar", asegura el guardameta brasileño Heurelho Gomes, que volverá a ser titular. No lo será Peter Crouch, sancionado tras la expulsión del Bernabéu que le costó un aluvión de críticas, por su error de principiante a los quince minutos del duelo que dejó mermado a su equipo. Precisamente el mismo hombre que regresó hundido a Inglaterra por esa crucial expulsión salió reforzado el fin de semana al convertirse en héroe del partido ante el Stoke, con dos golazos. De nada le servirá para la "Champions". Si recupera Redknapp para la cita al carrilero Aaron Lennon, que no jugó la ida -pese a estar en las alineaciones oficiales- porque estaba enfermo. Los ingleses se agarran a la figura de Gareth Bale, que ya asombró Europa con su deslumbrante "hat-trick" al Inter de Milán, y al ex madridista Rafael Van der Vaart. Su mala racha, de un solo triunfo en los últimos cinco partidos, no frenará su ímpetu. Pero se encontrará a un Real Madrid que viaja a Londres sin caer en la relajación, con Mourinho pidiendo a sus jugadores que no desvíen su mirada a los grandes clásicos decisivos que están a la vuelta de la esquina ante el Barcelona y piensen únicamente en rematar una eliminatoria encarrilada. Tras la sorprendente derrota liguera ante el Sporting de Gijón y con el título de Liga a ocho puntos de distancia, el técnico portugués comunicó a sus jugadores que los necesita a todos. Su idea era repartir minutos en un mes, el de abril, en el que se deciden los títulos por los que lucha el Real Madrid. La jugada no le salió mal en San Mamés (0-3) y en White Hart Lane, aunque no tiene pensado alinear su once de gala, no se alejará mucho de él. Por su mente pasa alinear un trivote. Fortalecer el centro del campo para dar pausa al frenético ritmo de juego por el que apostará el Tottenham. Para ello, el Real Madrid querrá el balón y Esteban Granero es una pieza importante que se perfila titular. La ausencia de 'Lass' Diarra por lesión, le abre las puertas para ser el tercer hombre de la medular, junto a Sami Khedira y Xabi Alonso. Pensando en las semifinales, el Real Madrid tiene a varios jugadores apercibidos de sanción -Sergio Ramos, Carvalho, Raúl Albiol, Di María y Cristiano Ronaldo-, provoca que Mourinho medite dar descanso a alguno de ellos. Arbeloa pasará al lateral derecho en lugar de Ramos y Di María se perfila suplente. El Real Madrid ya fue el primer equipo extranjero en ganar en casa del Tottenham, cuando le eliminó en los Cuartos de Final de la Copa UEFA 1984-85. Ahora, en una cita de mayor importancia, confía en prolongar la buena línea que le está haciendo recuperar prestigio en Europa en una temporada en la que aún no ha sido derrotado. Sus salidas las ha cerrado con dos victorias y dos empates. Será el regreso de Mourinho a Londres, ciudad que adora por su etapa en el Chelsea. De sus visitas al estadio del Tottenham guarda buenos recuerdos. Tres victorias en cuatro partidos. Su aval está en su currículum. Ha ganado los cuatro cuartos de final que ha disputado. Ahora, es un paso más hacia el ansiado objetivo de la 'Décima' para el madridismo. Alineacines probables: Tottenham: Gomes; Corluka, Gallas, Dawson, Assou-Ekkoto; Sandro, Van der Vaart, Lennon, Bale, Modric; Defoe. Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso, Granero; Cristiano Ronaldo, Özil y Adebayor. Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA). Estadio: White Hart Lane. Hora: 20:45 (13:45 de México).

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×