El Porto necesita vencer al Viena para creer en la clasificación

El Porto recibe en casa en la penúltima jornada de la Fase de Grupos de la Champions League al Austria de Viena, un partido en el que necesita de los tres puntos para ganar confianza y creer en...
El Porto recibe en casa en la penúltima jornada de la Fase de Grupos de la Champions League al Austria de Viena, un partido en el que necesita de los tres puntos para ganar confianza y creer en sus opciones para pasar a Octavos.
 El Porto recibe en casa en la penúltima jornada de la Fase de Grupos de la Champions League al Austria de Viena, un partido en el que necesita de los tres puntos para ganar confianza y creer en sus opciones para pasar a Octavos.  (Foto: Getty)
Lisboa, Portugal (Reuters) -
  • Hector Herrera podría volver a la cancha tras un partido de sanción

El Porto recibe en casa en la penúltima jornada de la Fase de Grupos de la Champions League al Austria de Viena, un partido en el que necesita de los tres puntos para ganar confianza y creer en sus opciones para pasar a Octavos. Los "dragones", claros favoritos para este encuentro -los austríacos apenas llevan un punto en su estreno en la Champions League-, atraviesan momentos difíciles y su entrenador, Paulo Fonseca, está cuestionado debido a que el equipo no consigue rayar al mismo nivel que temporadas pasadas. A pesar de seguir como líder en la Liga Portuguesa, el conjunto luso ha dilapidado una ventaja de cinco puntos y ahora mismo tiene pegados a Sporting de Lisboa y Benfica, sólo un punto por detrás. En el Campeonato Nacional ha cedido dos empates -fuera de casa contra el recién ascendido Belenenses y en Dragao contra el Nacional- en los dos últimos duelos, lo que sumado a su pobre rendimiento en Europa -cuatro puntos en otros tantos partidos- ha disparado las alarmas en el club. Los "dragones" deben esperar el tropiezo de un Zenit ruso que le saca un punto de ventaja, bien mañana contra el Atlético de Madrid -líder destacado del grupo y con el pase a octavos ya garantizado-, bien en su visita al Austria de Viena en la última jornada. Los últimos encuentros han puesto en entredicho algunas de las características del juego del equipo portugués, como su solidez defensiva, con el francés Mangala en el centro de las críticas. Además, Fonseca no parece dar con la tecla en el centro del campo para sustituir a Joao Moutinho, quien fue el motor del Oporto en pasadas temporadas, antes de ser traspasado en verano al Mónaco por unos 25 millones de euros. El mexicano Héctor Herrera -que regresa tras un partido de sanción- y el belga Steven Defour parecen competir por heredar su lugar, clave en el esquema de los "dragones", aunque otros futbolistas también han ocupado esa posición, como el internacional luso Josué. El delantero Licá, que tuvo un arranque de temporada fulgurante, tampoco pasa por su mejor momento y es inquilino habitual del banquillo, mientras que el colombiano Jackson Martínez intentará seguir poniendo los goles para su equipo, tal y como hizo el sábado en Liga, cuando marcó de un estupendo cabezazo. En el encuentro disputado en Austria, el Oporto no fue capaz de plasmar en el marcador su teórica superioridad y apenas logró una victoria por la mínima (0-1) con tanto del argentino Lucho González. El equipo de Viena, por su parte, viaja a tierras lusas con una triste estadística acumulada en su primera participación en la Champions League. Con tres derrotas, un empate y ni un sólo gol marcado, el equipo vienés acude casi desahuciado en la competición europea al cruce con los portugueses. Con todos sus jugadores titulares disponibles, el técnico Nenad Bjelica confía en que la buena marcha del equipo en los últimos partidos de la Liga austríaca se traslade ahora a la Liga de Campeones. "Nuestra marcha es ahora correcta. Hemos ganado tres partidos seguidos, marcado nueve goles y encajado ninguno", analizó Bjelica. El técnico croata consideró que esos resultados sirven para dar confianza al conjunto de cara al partido de mañana ante el Oporto, un rival contra el que Bjelica quiere mantener la racha. Con todo, el exjugador de equipos como Albacete, Betis y Las Palmas asume que los portugueses suponen un rival de un calibre distinto al del Innsbruck, al que lo vieneses endosaron un 0 a 5 en el último partido de liga. "Intentaremos sorprender al Porto con nuestro juego. Marcar el primer gol sería bonito, pero la primera victoria lo sería aún más", deseó Bjelica. El Austria considera tanto al Porto como al Zenit ruso contrincantes teóricamente asequibles, a diferencia del Atlético de Madrid, que completa el grupo G de la Champions, y que batió a los vieneses por 0-3 y 4-0. "El Atlético fue demasiado para nosotros, pero Zenit y Porto están a nuestro nivel. Si la suerte está de nuestra parte, todo es posible", confío el delantero Philipp Hosiner.

No te pierdas