El ambicioso PSG afronta al Leverkusen

Ante los reproches de no afrontar grandes duelos, el París Saint Germain tendrá la oportunidad de probar que son un club deseoso de crecer cuando se enfrente este martes al Bayer Leverkusen en los...
París, Francia (Reuters) -
  •  El uruguayo Edison Cavani no podrá participar en el duelo

Ante los reproches de no afrontar grandes duelos, el París Saint Germain tendrá la oportunidad de probar que son un club deseoso de crecer cuando se enfrente este martes al Bayer Leverkusen en los Octavos de Final de la Champions League. El equipo de Laurent Blanc, que para mucho es el del sueco Zlatan Ibrahimovic, ha bajado algo el rendimiento, pero incluso a medio gas tiene peso suficiente para liderar un campeonato en el que solo el Mónaco parece capaz de plantarle cara. La mayoría de los jugadores afrontó el año pasado por vez primera la Champions League y, casi sin tiempo, ahora vuelven a hacerlo con el sello de favoritos. Sin el uruguayo Edison Cavani, lesionado, el equipo pierde una gran base ofensiva, la del fichaje más caro de la historia del fútbol francés, autor de trece tantos en liga y cuatro en la fase previa de la Liga de Campeones. Su puesto estará ocupado por un argentino, bien por Javier Pastore, que ha elevado su nivel de juego en las últimas semanas y aparece como una apuesta clara de Blanc, bien por Ezequiel Lavezzi, que describe la trayectoria opuesta, un tanto desdibujado en lo que va de 2014. El resto del equipo será el de gala, con una defensa liderada por un gran Thiago Silva, un centro del campo muy complementario con Verratti, Thiago Motta y Matuidi y con el brasileño Lucas como tercer hombre del ataque y complemento de Ibra. El Leverkusen llega al duelo contra el PSG en medio de un bajón de rendimiento que le significó entre otras cosas la eliminación de la Copa de Alemania, a manos del Kaiserslautern, que actualmente está en la segunda categoría del fútbol alemán. De los últimos siete partidos oficiales, el Leverkusen ha perdido cinco, el último en casa contra el Schalke por 1-2, por lo que puede decirse que los octavos de final de la Liga de Campeones le llegan a destiempo al equipo de las aspirinas. Sin embargo, el Leverkusen espera -pese al favoritismo claro del PSG- salir de la mala racha y recuperar la efectividad que mostró en la primera mitad de la temporada. La receta para tratar de dar la sorpresa ante el PSG tiene que ver ante todo con el trabajo defensivo y con el aprovechamiento de posibilidades de contragolpe sacando partido de la velocidad de Sidney Sam.

No te pierdas