El PSG enfrenta como 'trámite' a un Leverkusen en crisis

"Trámite" es la palabra que más suena en la capital francesa para definir el duelo de este miércoles entre el París Saint-Germain y un Bayer Leverkusen en crisis, por un puesto en los Cuartos de...
"Trámite" es la palabra que más suena en la capital francesa para definir el duelo de este miércoles entre el París Saint-Germain y un Bayer Leverkusen en crisis, por un puesto en los Cuartos de Final de la Champions League.
 "Trámite" es la palabra que más suena en la capital francesa para definir el duelo de este miércoles entre el París Saint-Germain y un Bayer Leverkusen en crisis, por un puesto en los Cuartos de Final de la Champions League.  (Foto: Getty)
París, Francia (Reuters) -
  • Cavani regresa al equipo titular tras ausencias por lesión y trámites de divorcio
  • El PSG buscará despedirse de la Champions dignamente

"Trámite" es la palabra que más suena en la capital francesa para definir el duelo de este miércoles entre el París Saint-Germain y un Bayer Leverkusen en crisis, por un puesto en los Cuartos de Final de la Champions League. La victoria de los franceses 0-4 en el terreno alemán y el buen estado que muestran permiten a los líderes de la liga gala afrontar con calma el duelo. La eliminatoria está sentenciada, lo que permitirá al técnico francés Laurent Blanc afrontar algunas rotaciones, pensando en el partido liguero del fin de semana contra el Saint-Etienne, aunque esa competición también la tiene muy bien encarrilada. El uruguayo Edison Cavani regresará al equipo titular después de permanecer en su país más tiempo del autorizado para terminar de solucionar su divorcio, por lo que llegó tarde para disputar el partido contra el Bastia del pasado sábado. Por su parte, el sueco Zlatan Ibrahimovic, que arrastra dolores en la espalda, no parece que quiera perderse el duelo europeo; menos segura es la presencia del argentino Javier Pastore, que está perdiendo presencia en el once parisiense. El Bayer Leverkusen llega a París sin esperanzas reales de poder darle la vuelta a la eliminatoria y en medio de una situación de crisis provocada por una serie de seis partidos sin ganar. Al menos, el afortunado empate del sábado por 1-1 ante el Hannover 96 interrumpió una racha todavía más negra, pues el equipo de las aspirinas llevaba cinco derrotas consecutivas. En esas circunstancias, y en medio de una situación en la que los jugadores vienen dando muestras de inseguridad, el único objetivo posible en París es despedirse con dignidad de la Champions League, evitando a toda costa una nueva goleada y tratando de obtener un buen resultado. "No podemos decir que vamos a darle la vuelta a la eliminatoria, la gente creería que estamos locos", admitió el delantero Stefan Kiessling. La meta de momento es salir de la crisis. Para eso el Leverkusen tiene este miércoles al PSG y el fin de semana, en la Bundesliga, al Bayern Munich.