Tri, con el Santo de espaldas

Más allá de las controversias arbitrales, la Selección Mexicana ha coleccionado infortunios durante todo un verano con el Santo de espaldas que se ha extendido hacia la mayoría de los...
 Más allá de las controversias arbitrales, la Selección Mexicana ha coleccionado infortunios durante todo un verano con el Santo de espaldas que se ha extendido hacia la mayoría de los representativos nacionales.
Filadelfia, Estados Unidos -
  • El ‘Piojo’ ha debido cambiar planes ante una buena cantidad de bajas

Más allá de las controversias arbitrales, la Selección Mexicana ha coleccionado infortunios durante todo un verano con el Santo de espaldas que se ha extendido hacia la mayoría de los representativos nacionales.

Si Carlos Vela representaba el desequilibrio en el ataque en Copa Oro, la suspensión por amarillas le hará perderse la Final. Cuando Javier Hernández estaba siendo el contundente, la fractura de clavícula lo deja fuera del torneo.

Héctor Moreno aparecía como el mejor defensa pero justo antes del arranque de la competencia una cirugía de hace siete años le cobra la factura. Con sus altibajos, Giovani dos Santos nunca dejó de ser una apuesta revulsiva, hasta que una lesión en el muslo lo tiene casi descartado.

Como en toma y daca, el entrenador Miguel Herrera dispone algo y el destino le tira casi cada movimiento. Porque Yasser Corona fue el defensa que utilizó para cambiar su formación y dos partidos después se convirtió en el tercero en causar baja por una lesión de meniscos en el torneo de CONCACAF.

¿Quién imaginó una Final con Oribe Peralta y Javier Orozco como posible dupla de ataque? Quizás nadie, como tampoco se contempló una defensa de Copa América donde los referentes eran Hugo Ayala y Julio César Domínguez.

Porque el infortunio no ha sido del Tricolor de Copa Oro, sino también del que fue al torneo de CONMEBOL, donde Rafael Márquez iba a ser el experimentado hasta que una lesión desde el primer partido lo alejó de toda actividad.

Si Adrián Aldrete se convirtió en la sorpresa agradable en el mejor partido, el 2-2 contra Chile, también el destino le deparó una lesión por la que no volvió a jugar esa competencia.

Ni siquiera las Selecciones Menores o Femeniles se han salvado de la epidemia y ejemplo de ello fue la ausencia de varios estelares como Carlos Fierro en el Tri Panamericano del “Potro” Gutiérrez porque los clubes no los cedieron.

La Femenil de esos Juegos tampoco se salvó porque el colmo fue la baja de Charlyn Corral, la mejor delantera, por una varicela que no le dio en la niñez sino justo en este verano desfortunado para las Selecciones Nacionales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×