El Tri, a escena con reivindicación en bandeja

Las condiciones están dadas para que la Selección Mexicana haga de su debut en la Copa Oro 2015 un punto de inflexión y olvide las tristezas recientes.
Chicago, Illinois -

Este duelo será este jueves 9 de julio en el Estadio Soldier Field, en punto de las 20:30 horas

  • El Tri estrenará formación en partido oficial ante una Cuba mermada
  • El último enfrentamiento fue con triunfo por goleada a favor de México

Las condiciones están dadas para que la Selección Mexicana haga de su debut en la Copa Oro 2015 un punto de inflexión y olvide las tristezas recientes.

A pesar de que fue otro plantel a Copa América, dicho fracaso aún duele en una afición que espera no sólo una reivindicación de triunfo sino también de goleada esta noche frente a Cuba.

Las circunstancias del rival pintan para convertir el partido en uno de los duelos menos complicados para el Tricolor en muchos años. Porque los isleños no sólo son amateurs, sino que además no tendrán entrenador ni a siete jugadores disponibles, varios de ellos quienes eran contemplados titulares.

La deserción de Keiler García se sumó al problema de visado del resto de la comitiva y por ello el equipo del “Piojo” Herrera deberá aprovechar las circunstancias y romper una racha de siete partidos sin ganar.

La preparación para Copa América, el propio torneo, así como los amistosos previos a Copa Oro dejaron saldo de dos derrotas y cinco empates.

Además de romper esa inercia, el cuadro azteca tendrá el reto de mostrar una evolución positiva en el funcionamiento y mejorar la puntería que sobre todo le faltó la semana pasada en el último amistoso contra Honduras.

Herrera confirmó que jugará con una línea de cuatro defensas porque no cree que los rivales propongan tanto como para desperdiciar un puesto en la zaga.

La formación es atípica en su filosofía, pero el afán del “Piojo” también es hacer del equipo algo versátil, por mucho que el sacrificado deba ser Giovani dos Santos, pues la dupla de ataque será para Carlos Vela y Oribe Peralta.

El Tri inicia así el camino de la reivindicación, también por lo que significó la última Copa Oro, cuando con un plantel alterno fue eliminado en Semifinales y el “Chepo” de la Torre comenzó a tambalear.

El triunfo es obligado. El título también, ya que sólo así México jugaría una Final de Finales contra Estados Unidos en octubre en busca de llegar a la Copa Confederaciones del 2017.

Un final feliz requiere también un inicio exitoso y para ello además está como motivación el último enfrentamiento contra Cuba, a quien la Selección Nacional venció por 5-0 en 2011, también en el torneo de la CONCACAF.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×