Fiscalizan con perros al Tri a su llegada en Charlotte

El rigor estadounidense no hizo excepción con la Selección Mexicana, que a su llegada esta tarde al Bank of America Stadium debió pasar por filtros caninos de seguridad.
Charlotte, Carolina del Norte -
  • El previo del México-Trinidad se llenó de una gran variedad de estilos musicales

El rigor estadounidense no hizo excepción con la Selección Mexicana, que a su llegada esta tarde al Bank of America Stadium debió pasar por filtros caninos de seguridad.

Al bajar del autobús, sobre todo los miembros del Cuerpo Técnico que cargaban con mochilas más voluminosas debieron ponerlas ante el olfato de los perros que manejaban agentes policiales.

Lo mismo sucedió al menos en Houston para el amistoso de hace un par de semanas, pues es práctica común en los inmuebles donde en los accesos para prensa se exige encender computadoras para comprobar que no se trata de artefactos explosivos.

En el exterior del inmueble quienes sufrieron el carácter inflexible de las autoridades fueron los vendedores de origen mexicano, a quienes les confiscaban mercancía pirata.

Uno de los agentes explicó que dos horas antes del México vs. Trinidad y Tobago ya lo habían hecho con aproximadamente 15 vendedores y que su mercancía era quemada al día siguiente.

A diferencia de ellos, los revendedores afroamericanos ofrecían con libertad entradas al doble de precio, en 50 dólares las de 32 e incluso improvisaban español para tener empatía con los potenciales clientes.

“¡Boletouus! Habla conmigo”, le decían a los aficionados.

Pero no todo fue seguridad al máximo previo al juego del Tri, porque los ríos de camisetas verdes predominaron junto con una gran variedad de estilos musicales.

En las calles aledañas no faltaron los grupos de mexicanos con asados y banda sinaloense en vivo. A una cuadra, un músico callejero al estilo “stomp” era otro atractivo, tal como un grupo de Rhytm & Blues que buscaba aprovechar al público para llenarse de propinas.

Incluso los pocos pero festivos trinitarios pusieron lo suyo al convivir enfrente de la entrada principal, donde bebían Carib, una cerveza de su país, y escuchaban Calypso, también conocido como “Soca”, mismo que le da nombre al equipo que esta tarde apoyan: los Soca Warriors, seguros de que podrán hacerle partido al Tri.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×