Pifias y más pifias

Se escucha el silbatazo final del árbitro guatemalteco Carlos Batres e instantáneamente explota en un rugido el estadio Azteca. Era de esperarse. La victoria de México el pasado 11 de noviembre...

Se escucha el silbatazo final del árbitro guatemalteco Carlos Batres e instantáneamente explota en un rugido el estadio Azteca. Era de esperarse. La victoria de México el pasado 11 de noviembre ante Honduras nos dará por lo menos tres partidos cargados de emociones en Oriente donde se estará jugando al más alto nivel posible. Sin embargo, además del estruendoso alarido de 110 mil espectadores, al terminar el cotejo también se comenzó a escuchar repetidamente en boca de directivos, comentaristas y gente del gremio futbolístico la frase: "Esto nos servirá de aprendizaje y en el futuro no cometeremos los mismos errores". Pero, ¿de qué errores estamos hablando? Me hago esta pregunta y se la extiendo a usted amigo lector, porque hasta ahora la hemos escuchado en labios de muchas personas del medio, pero aún nadie se ha atrevido a especificar cuáles fueron estos errores. En fin, no nos queda más que tratar de deducirlos nosotros mismos. Comencemos de arriba para abajo. El primero podría ser el haber mantenido al paraguayo Hugo Enrique Kiese al frente de la Comisión de Selecciones Nacionales de la Federación Mexicana de Futbol (FMF). La simple frase ya es paradójica y hasta irrisoria; el destino de los diferentes equipos representativos de nuestro país en manos de un extranjero que tal vez habría estado más preocupado por una posible lesión de José Saturnino Cardozo, que por elaborar (junto con los presidentes de clubes) un calendario coherente para la preparación de la selección de cara al premundial. Ahora vamos con el técnico nacional. Haber aceptado la renuncia de Manuel Lapuente, luego de que los fracasos del tricolor vinieran en racimo (después de ganar la Copa Confederaciones de 1999), fue una buena decisión; se había tocado fondo al quedar México eliminado de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, precisamente ante Honduras. Sin embargo, luego vinieron los desaciertos. Colocar a Enrique Meza en el banquillo nacional fue una decisión tomada sin pensar; es decir que fue demasiado fácil: el hombre tenía tres títulos con Toluca, una final con Toros Neza y había salvado al Morelia del descenso. Tan sólo bastó leer el currículum. Pero nadie fue más allá... La falta de personalidad para controlar al "equipo de todos" comenzó a notarse. Algunos elementos caminaban en la cancha y aflojaban la pierna sin que esto les costara un futuro llamado o por lo menos la titularidad. Fue notorio que, ya al final, Meza quiso apretar las tuercas, pero ya le fue imposible. Recuerdo cuando corrió al "Cabrito" Arellano por una supuesta indisciplina, o cuando por fin tuvo que declarar que a García Aspe no lo llamaba porque (según el propio "Ojitos") Beto había expresado, mediante una carta, que no quería acudir a la convocatoria. Grave fue haber mantenido al timonel luego de que su influencia había llevado a decir a sus elementos que el empate a uno ante Trinidad y Tobago de visitante había sido "un buen resultado". Pero fue crítico cuando se le permitió seguir dirigiendo a México, luego del ridículo espantoso que se hizo en la gira por Europa y Asia (amistoso ante Inglaterra 4-0 y la Copa Confederaciones 2001). Ese último error costó a la selección la inolvidable derrota de 2-1 ante Costa Rica en el Azteca y caer por goleada 3-1 ante Honduras en San Pedro Sula, además de quedar al borde de la eliminación. ¿Javier Aguirre? Gran decisión (una de cal por las que iban de arena); sincero con él mismo, con sus jugadores y con la prensa. Y además, por si esto fuera poco, efectivo a la hora cero. Para terminar voy a contar una situación increíble, pero que acaba siendo lógica en este surrealista mundo del futbol mexicano: después de todo ocurrido, Alberto de la Torre, presidente de la FMF y del Atlas, reveló, apenas el pasado domingo, que ya están de nuevo en pláticas con Enrique Meza. Pero no se alarme amigo lector, sería para dirigir a los Zorros... no a México.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas