Alberto Ruiz.

Liguilla Vs. Mediocridad

Miércoles 16 de Noviembre del 2011



La Liguilla ha sido en múltiples ocasiones tachada de injusta por la sencilla razón de que el que logró más puntos en el torneo regular no puede coronarse Campeón cuando en verdad hizo los méritos y cuando fue el mejor , tal como sucede en casi todo el mundo. Pero por otro lado, nadie puede negar que fue un buen invento, que la parte más emocionante del campeonato comienza en esta etapa.

Es en la Liguilla cuando se pone mayor interés, cuando las televisoras, los equipos y los futbolistas reciben mayores y mejores ingresos, cuando el aficionado está más atento y por consecuencia consume más futbol, lo cual es benéfico para el negocio alrededor del balón.

También, hay que decirlo, la etapa de Finales genera una atractivo especial y muy diferente al de la campaña regular, los partidos se juegan a goles y, salvo algunas excepciones,  se ven buenos partidos, de esos en que los jugadores no la piensan dos veces en arriesgar el físico, en irse al frente y en meter más intensidad en cada jugada, y ¿no es eso lo que pedimos siempre? Lo pregunto porque sé que es raro ver estas características en un partido de entre jornadas, los hay sí, pero son pocos.

Muchos dicen que la Liguilla fomenta la mediocridad pero para mí lo que la inculca no está en el sistema de competencia, sino en algunas mentes de Directivas y entrenadores que piensan antes que nada en el resultado para conservar el puesto, el empate aburrido antes que una posible derrota en un partido vibrante parece ser la filosofía en algunos Técnicos y eso es mediocridad aunque no nos guste.

Si los clubes apostaran por una filosofía de juego que los defina se podrían evitar formas de pensamiento reflejadas en alineaciones medrosas y netamente defensivas, con la pura intención de destruir antes que construir. En México algunos equipos si buscan una idea de juego, Chivas, Monterrey y Santos principalmente priorizan un esquema de juego independientemente de quien sea su Director Técnico y eso le hace bien al futbol en un mediano y largo plazo.

En fin, lo que quiero decir es que, desde mi punto de vista, las Liguillas son buenas en muchos sentidos y que no considero que sean promotoras de mediocres. La medianía está en las mentes de algunos, no en un sistema de competencia.

Quedo a sus órdenes en el twitter: @betoruizg



Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios