El Tri, Londres y el reto

La Selección Olímpica que dirige Luis Fernando Tena tiene ante sí la oportunidad de desafiar el destino y de romper mitos que penden sobre la delegación mexicana cada cuatro años.

La Selección Olímpica que dirige Luis Fernando Tena tiene ante sí la oportunidad de desafiar el destino y de romper mitos que penden sobre la delegación mexicana cada cuatro años, en cada edición de la justa deportiva más importante del planeta. Las esperanzas que la afición cifra sobre el Tri son ahora más fuertes que nunca, toda vez que, según la óptica de muchos de nosotros, una medalla colgará del cuello de jugadores al final del certamen, pero la realidad podría darnos un muy duro golpe que podría ocasionar un daño permanente en sus integrantes, desde Directivos, entrenadores y por supuesto jugadores.

Ya se perdió una generación casi completa por el fracaso de hace cuatro años, el 16 de marzo del 2008 para ser exactos, México  fue eliminado en un dramático partido ante Haití, al que venció 5 a 1 pero de quedó a un gol de avanzar. Ese juego quedará en el recuerdo como el último de Hugo Sánchez al frente de la Selección, y por dejar en el limbo a varios de los que formaron parte de aquel fracaso. No quiero sonar alarmista ni mucho menos hacerle al adivino, pero si creo que debemos ser un poco más cautos con las obligaciones que le ponemos a Tena y su gente.

Los juegos ante España y Japón son un jalón de orejas a tiempo,  sirvieron como una muestra de lo que se podrá vivir ya en la competencia oficial, se notó que a Oribe Peralta le falta tiempo para volver a su mejor nivel luego de la lesión que sufrió en la Final pasada y que los Carlos Salcido entienda que bien lo que se pretende en de él en la cancha entre algunas otras cosas.

El 26 de julio arranca la actividad, es decir tiene apenas unos cuantos días para corregir y ajustar, ojalá y pueda, pero que no nos sorprenda si no nos va tan bien como esperamos.

Otro dato a considerar, y ese es solamente estadístico, es que, sin considerar  a Paola Espinoza y Tatiana Ortiz, quienes ganaron el bronce en la disciplina de clavados sincronizados en Beijing 2008, México no consigue medalla olímpica en juegos de conjunto desde Berlín 1936, es decir, ya son 76 años desde que el representativo de basquetbol logró la hazaña que al día de hoy parece irrepetible.

Yo solamente quiero apuntar esto para que luego no andemos haciendo corajes ni buscando cortar cabezas de tajo. En este equipo hay futbolistas de gran valor y que aun comienzan su andar en las canchas como Marco Fabián, Darvin Chávez o  Héctor Herrera por mencionar algunos y que sería una pena que tuvieran que cargar con una cruz tan pesada como lo sería un fracaso en Londres.

Como siempre dejo mi twitter para cualquier comentario: @betoruizg

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas