Alberto Ruiz.

Cambio de rumbo en Santos

Domingo 18 de Noviembre del 2012



"Algunos dirán que en el futbol sólo interesa ganar y otros, más cándidos, seguiremos pensando que si esto es un espectáculo también importa gustar”… Jorge Valdano

La decisión de la Directiva de Santos Laguna por traer un Director Técnico europeo ha causado polémica entre sus aficionados, quienes debaten en redes sociales sobre el tema en donde dejan plasmada de manera clara sus puntos de vista al respecto. Muchos de ellos van en contra de tal designación basándose principalmente en las experiencias de entrenadores como Sven Goran Eriksson, en la Selección Nacional, o de John Van´t Schip, en Chivas.

Mucho se dice de la idiosincrasia del mexicano, que a nuestros futbolistas no les gusta el trabajo físico, que nuestras ideas y estilo de vida son completamente distintos a lo que se usan por allá, que la diferencia en idioma hará más complicada su labor, que su desconocimiento de nuestra extraña y complicada Liga y no sé cuantas cosas más se nos pueden ocurrir para argumentar lo erróneo de una decisión que lleva por intención dar un giro completo en cuanto al trabajo en cancha de los albiverdes.

Todo es eso puede ser cierto, de hecho considero que quien llegue tendrá estas y muchas más trabas para desarrollar su trabajo ya que deberá adecuarse a elementos endémicos de nuestro balompié. Sólo en México se juega un fin de semana a nivel del mar con temperatura cercana a los cuarenta grados centígrados, al siguiente se viaja a una ciudad como Toluca que supera los dos mil metros sobre el nivel del mar para luego jugar en Torreón o Monterrey, donde el clima no es el mejor. Además tendrá que enfrentarse con promotores que buscarán meter su cuchara para sacar ganancia.

Pero por otro lado, el cambio de rumbo en Santos no es algo improvisado ni mucho menos se da porque alguien se dejó sorprender por el nombre o las referencias de entrenadores de clubes europeos. Viene por todo un sistema de trabajo que se viene ejerciendo en el Territorio Santos Modelo desde hace ya algunos años. El club ha establecido relaciones laborales con el Celtic de Escocia de manera formal y con algunos españoles o portugueses de manera informal pero constante en muchos sentidos.

En Santos se vienen adoptando medidas que sus directivos consideran prudentes y adecuadas para mejorar en cancha. Se creó todo un departamento de Inteligencia Deportiva en el que se recaba información detallada de cada uno de sus jugadores para tener, con datos cuantitativos, aciertos y fallas, se investiga sobre técnicas para rendir más y mejor entre otras cosas. Pero esto de nada sirve si al Director Técnico en turno no le interesa, es decir, se cuenta con todo un grupo de personas dedicadas a recabar información de utilidad, pero si quien la debe usar no le entiende o no le interesa se convierte en un montón de papeles para el reciclaje. Es por eso que van por alguien que pueda hacer buen uso de todas las herramientas con que se cuentan, sin importar si es escocés, holandés, español, chino o africano.

Teniendo esto en cuenta se puede decir que hasta era previsible lo que ahora se está dando en Santos. De momento resulta complicado saber si es el tiempo ideal o si será un fracaso, pero nadie puede negar que hay fondo y bases en esto, no es asunto de forma ni se quiere dar nota de relumbrón contratando a Xabier Azkargorta o Juan Manuel Lillo por citar algunos ejemplos.

Considero, de hecho, que el nuevo entrenador santista no tendrá gran renombre, pero será alguien que entienda las necesidades de su equipo y que ya está familiarizado con la forma de trabajo de los laguneros y que incluso ya ha visitado La Laguna en el pasado reciente.

Sus aficionados deben esperar noticias esta semana y casi seguro que llegarán desde Portugal, pero habrá que esperar para todo suceda, no por nada existe el trillado refrán que dice que del plato a la boca, se cae la sopa.

Hay que decir que para el conjunto lagunero será la primera vez que contrate a alguien nativo del viejo continente para dirigir el equipo, está el paso del croata Slatko Petricevic, quien fungió como Director Deportivo pero nunca se sentó en el banco de entrenador con el primer equipo.

Mi twitter: @betoruizg

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios