Alberto Ruiz.

¿Qué le pasa al Campeón?

Domingo 4 de Noviembre del 2012



La pregunta más común hoy en día entre los aficionados de Santos Laguna es ¿qué le pasa al equipo?, en las calles y por redes sociales –principalmente- la gente me hace saber su inquietud por el pobre desempeño mostrado durante todo el torneo. La verdad es que la respuesta no la tiene ni siquiera el Cuerpo Técnico ya que puede haber muchas causas aunque ninguna puede justificar una campaña de 23 puntos en 16 fechas cuando se tiene un plantel como el lagunero, que tiene calidad, experiencia y sobretodo que ya se acostumbró a la parte de arriba de la tabla de posiciones.

Para tratar de responder podemos empezar por el relajamiento excesivo que tuvieron muchos de sus jugadores tras haber conseguido un campeonato que costó mucho más de lo normal. Entre los pasillos y vestidores del TSM se escuchan voces de alerta apenas hasta estos días en que la calificación está verdaderamente en jaque. Apenas les está cayendo el famoso “veinte” a varios de sus elementos.

Además Benjamín Galindo tuvo que lidiar con algunos conflictos de ego de jugadores que se “crecieron” demás y que tuvieron que mascar banca un rato para entender su real situación y ubicar su puesto dentro del equipo. Por si esto fuera poco, los juveniles cayeron en la clásica “mareada en el ladrillo”, con apenas unos minutos en Primera y con poco aporte se sintieron consagrados y necesarios para el funcionamiento santista.

Otra causa probable es la evidente baja de juego del ecuatoriano Christian Suárez, quien se la pasó casi todo el torneo lesionado, fuera de forma física y mental. Ese hombre que driblaba por la banda izquierda para recortar y disparar entrando al área ya no existe más. Un caso especial merece el llamado “lujo del futbol”. Édgar Lugo simplemente no llegó a La Laguna, o al menos el que brilló en Morelia porque el que está en Santos es ese jugador tibio que alineaba en Puebla de vez en cuando.

Todo esto además de las constantes lesiones que sufrió el plantel, así como de las convocatorias de jugadores claves que le impidieron al entrenador trabajar con todas sus opciones, repetir alineación fue un verdadero martirio para el “Maestro”.

Sin embargo, la medianía y el mal torneo pueden ser rescatados con un solo partido. Todos sabemos de las bondades del certamen y eso es precisamente lo que tiene con vida al Campeón.

Tuvieron que pasar 16 jornadas para ver algo de lo mucho que tiene Santos y ahora ese equipo de alta calidad, de buen toque de balón y de gran explosividad se tiene que jugar todo a una sola carta ya que o gana en Morelia o se va de vacaciones, si logra la hazaña para colarse a la Liguilla la historia seguramente será otra muy distinta, nadie quiere a Santos como rival en la fase de finales, sin importar lo mal que se vio durante un semestre entero.

Mi twitter: @betoruizg


Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios