Euro de goles y buen futbol

En la segunda jornada de esta Eurocopa 2000, pudimos apreciar el avance o retroceso futbolístico de las diversas selecciones que participan en la competencia; algunas de ellas mantienen su...

En la segunda jornada de esta Eurocopa 2000, pudimos apreciar el avance o retroceso futbolístico de las diversas selecciones que participan en la competencia; algunas de ellas mantienen su condición de grandes favoritas para llevarse el título, mientras que otras han decepcionado y cerca están ya de regresar a casa con las manos vacías y con la vergüenza de no poder hacer valer su famosa jerarquía. De las escuadras que mantienen su condición de aspirantes al título se mantienen: Italia, Francia y Holanda. La Squadra Azzurra nos sorprendió, por el buen futbol que desplegó en el partido ante Bélgica a quien dominó en sobremanera y nos demostró además que también sabe jugar a la ofensiva cuando las condiciones se lo permiten; ¡qué bendición sería ver a los italianos salir al campo siempre de esa manera!. Creo que en eso estamos todos de acuerdo, ya que el enigma que por años ha rodeado a los azzurris es el por qué no siempre juegan así, porque capacidad futbolística la hay y de sobra; además de que es un hecho que cuando Alessandro del Piero entra al terreno de juego, le da a Italia mayor variante y poder ofensivo. La selección francesa, actual campeona del mundo, sufrió en serio en su partido ante la República Checa debido a que se topó con un rival mejor conjuntado que los daneses, el cual tuvo por momentos dominado el encuentro, pero el mayor oficio galo le bastó para sacar una apretada victoria que a final de cuentas le dio la calificación a la siguiente fase, al igual que a Holanda quien tuvo un mal primer tiempo ante Dinamarca y no fue sino hasta la segunda mitad, en donde pudimos ver un poco de esa Naranja Mecánica favorita y abrumadora, la cual deberá mejorar mucho si quiere llegar al 2 de julio, fecha en la que se jugará la gran final en el estadio del Feyenoord de Rotterdam. Holanda, a pesar de no vivir su mejor momento ya está en los cuartos de final, pero los miles de seguidores tulipanes saben que su selección aún está lejos del nivel esperado. En uno de los partidos más atractivos de toda la Euro 2000, Inglaterra derrotó a una decepcionante selección de Alemania que se vio chata a la ofensiva, gracias a la lesión de su centro-delantero titular Oliver Bierhoff, lo que ha minado el poder ofensivo de los teutones que no perdían en partido oficial ante los británicos, desde aquella final polémica de Inglaterra 66 en la que se dio el llamado “gol fantasma de Wembley” anotado por Hurst; el encargado de definir el encuentro en esta ocasión fue uno de los jugadores que se despiden con la justa, Alan Shearer, quien festejó en grande su anotación que le dio la victoria al equipo de La Rosa. En el otro partido de ese sector, Portugal dio muestras de tener la fortuna de su lado y en tiempo de compensación derrotó a una tozuda selección rumana que tendrá que jugarse su clasificación ante Inglaterra, mientras que los lusitanos intentarán darle la puntilla a los alemanes. Sin lugar a dudas la gran figura portuguesa es el todavía atacante del FC Barcelona, Luis Figo, quien se ha convertido en el eje, motor y alma de los lusos. Bélgica tuvo un mal partido ante Italia y ahora enfrentará a Turquía que por cierto, jugó el peor partido en lo que va de la Euro (quedaron 0-0) ante Suecia, que es otra de las selecciones que cada vez decepcionan más por su juego poco inteligente y vistoso, el cual se ha vuelto en ocasiones rudimentario frente a otros balompiés de mayor calidad e idea futbolística. El sector más disputado es el grupo C, porque los cuatro equipos cuentan todavía con opciones para clasificarse; España mejoró ante Eslovenia pero no lo suficiente para alcanzar grandes alturas en la competencia por lo que se la jugará ante los yugos; los debutantes, bajo la batuta de Zlatko Zahovic, muestran ganas pero aún les falta futbol para pelear su pase en este grupo; por su parte Noruega, con un estilo puro y netamente aéreo, deberán pensar seriamente en más variantes para no rezagarse ante las potencias, mientras que Yugoslavia sacó provecho de la sorpresa eslovena para estar más atentos en su partido frente a los noruegos en el que demostraron un mejor desempeño defensivo. La Euro se pone al rojo vivo y sin duda los partidos más emocionantes de la tercera ronda serán el Bélgica-Turquía, Portugal contra Alemania, Inglaterra frente a Rumania, España ante los yugoslavos y el duelo en la cumbre entre franceses y holandeses por el primer sitio de su grupo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas