¿Parejo o irregular?

Por: Alejandro Asmitia V.

Por: Alejandro Asmitia V. En verdad esta es la pregunta que nos hacemos todos los que nos apasionamos y seguimos día con día los partidos de nuestro campeonato mexicano de futbol. La duda surge con gran intensidad debido a las altas y bajas de los distintos equipos quienes una semana pueden salir inspirados y a la otra dar el peor encuentro de la temporada, por lo que en muchas ocasiones se llega a comentar que todo ello es producto de lo competido de nuestro campeonato a diferencia de otros futboles del mundo en el que ya sabes de antemano quién va a ganar. Esa explicación puede parecer lógica si la analizamos sólo por encimita, pero ¿en verdad nuestro futbol es tan parejo como nos lo quieren hacer creer? ¿la nómina de Tigres será igual a la del Celaya o las mismas Chivas tendrán un plantel tan rico como el de los propios felinos? La respuesta parece obvia y es la que tira fehacientemente la teoria de lo parejo de nuestro torneo. Realmente las distancias entre varios equipos son abismales fuera de la cancha, pero dentro del terreno de juego se acortan de forma alarmante para los conjuntos que presumen y ostentan una grandeza tradicional. Pero vayamos en concreto a unos casos que nos ratificarán con mayor claridad la irregularidad de nuestro futbol; los Tigres de Nuevo León son un clásico ejemplo del mal que no se ha podido erradicar en el balompié; no es posible que en un partido inspirado logren derrotar en su propia casa a los Diablos Rojos del Toluca y después caigan de manera contundente en su propio terruño ante un Necaxa que había tenido un fatal inicio de campeonato y que hasta hace apenas una semana no mostraba absolutamente nada. No es posible que la presunta mejoría del América en Veracruz (donde derrotaron con buen futbol a los otrora electricistas) haya sido un espejismo del fin de semana y de nueva cuenta la mediocridad embarga el seno americanista, al caer en su majestuoso estadio con el Monterrey que apenas intenta levantar la cabeza. No se entiende como Pumas golea la semana anterior al Santos Laguna en la difícil Comarca Lagunera y ahora sucumbe en casa ante el Toluca, mientras que sus víctimas de la jornada anterior fueron a Celaya y salieron con los tres puntos... ¿acaso esto no es irregularidad? Así podríamos seguir con ejemplos y mas ejemplos, pero realmente no vale la pena y no es el caso del comentario de esta ocasión... lo que si pretendemos reafirmar es que nuestro futbol está viviendo una severa crisis que nosotros como periodistas no debemos seguir solapando. La afición mexicana merece más y esto es necesario RECALCARLO. Si los seguidores se dieran cuenta de lo que es buen futbol y mal futbol y dejaran de apoyar a su equipo “en las buenas y en las malas” tal vez los directivos de los diversos clubes buscarían con más ahínco mejorar en todos los sentidos, al ver que su conjunto no es aprobado por la mayoría de sus seguidores. Pero no; seguimos fomentando la mediocridad y ahí está como ejemplo la empresa Televisa que desde hace varios días promueve con intensidad el Clásico de clásicos entre América y Guadalajara que se jugará en septiembre el cual realmente NO VALE LA PENA ya que uno (América) supuestamente tiene plantel, pero es mediocre a más no poder, mientras que el otro (Guadalajara) fue desmantelado y no se le ve por dónde puede resurgir.... por el bien de nuestro futbol DEBEMOS ERRADICAR LA IRREGULARIDAD Y NO FOMENTARLA MAS. asmitia@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas