¿Será la buena Rivaldo?

Por Alejandro Asmitia V.

Por Alejandro Asmitia V. Todos nosotros que nos dedicamos a ver con pasión y alegría este deporte llamado futbol sabemos que aunque en la cancha sean 22 jugadores los que salen a darlo todo en la búsqueda de la victoria, siempre habrá uno o dos que sobresalgan más por su vistosidad, arte, plasticidad y equilibrio dentro del terreno de juego, son ellos los llamados cracks que con sus chispazos le dan vida y alma a este deporte tan popular en el mundo entero. Es por ello que cuando estos futbolistas de la onza de oro pasan severas crisis, son motivo de preocupación en el seno no sólo de sus clubes, sino a nivel general ya que al estar ellos en problemas el futbol también lo está. Tal parecía ser el caso del brasileño del FC Barcelona Vitor Borba Ferreira, mejor conocido como Rivaldo, quien después de ser un jugador fundamental en el esquema blaugrana en años anteriores, ahora tuvo un mal inicio de temporada y esto perjudicó grandemente a su equipo, pues los catalanes no comenzaron el torneo como su afición esperaba. Mucho se comentó también la situación relativa al aumento de sueldo que tuvo el amazónico para renovar contrato con el Barcelona y que le permitió elevar sus ganancias muy por arriba de lo imaginable, por lo que todo indicaba que tal incremento en sus percepciones le había perjudicado en vez de motivarlo a rendir en un mayor nivel dentro del conjunto azulgrana. La temporada inició aciaga para el brasileño, el peso del equipo sobre sus hombros, tras la salida del lusitano Figo comenzó a pesarle en gran manera y el público catalán que en mucho tiempo lo ovacionó hasta el cansancio, comenzó a presionarlo para que desquitara la ganancia que obtenía del club. Justo cuando la tensa situación estaba llegando a su clímax, vino entonces esa chispa que sigue de por vida a las grandes estrellas y la famosa onza de oro brilló de nuevo con gran intensidad en el partido en que el Barcelona igualó a tres tantos con el Milán, en un duelo decisivo de la Champions League, jugado en la cancha del San Siro. La gran figura del encuentro fue el brasileño quien anotó los tres goles de su escuadra y salvó prácticamente al Barsa de una derrota anunciada; sus dos zurdazos a balón parado y su cabezazo han quedado para el recuerdo de los seguidores catalanes quienes vieron de nueva cuenta correr, trabajar y entregarse al máximo a su gran estrella y figura. Su ídolo que estaba dormido ha despertado justo a tiempo, pues al margen del empate con los rossoneros, será este fin de semana cuando los barcelonistas recibirán en su propia cancha al odiado rival Real Madrid, en un duelo que sacará chispas, primeramente por la eterna rivalidad entre ambas instituciones y ahora más con el duelo entre los excompañeros Rivaldo y Figo, quien regresa al Camp Nou, pero ahora vistiendo la camiseta merengue. Es una alegría para el futbol mundial ver que las estrellas que le dan lustre al balompié regresen por sus fueros, por lo que sólo resta esperar si esta es la buena Rivaldo, porque tanto el Barcelona como todo el balompié del planeta necesitan de ti. asmitia@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas