El mejor del torneo

Por: Alejandro Asmitia V.

Por: Alejandro Asmitia V. Vaya jornada maratónica la que pudimos presenciar esta semana, en verdad que el futbol mejoró y la pasión aumentó como es costumbre en cada final de torneo, pero ahora si con todo respeto debemos darle un merecido y sincero reconocimiento al mejor equipo del campeonato: La Máquina Celeste del Cruz Azul. El equipo de José Luis Trejo termina la competencia como líder general a una fecha de que culmine el campeonato en su etapa regular, lo que habla de un cierre formidable, consistente y a la alza del equipo cementero que es el gran favorito para llevarse el título Invernal del 2000. Pero mucho ojo azules, como buen consejo sólo me queda recordar a la historia; en ocasiones los números no son nada, no sirven para palpar las circunstancias actuales, pero ahí están, fríos y claros para lo que se pueda acontecer y de igual manera en muchos casos preven el futuro de manera asombrosa. Sin ir más lejos los propios números le daban clara ventaja a Cruz Azul sobre Toluca en los duelos entre ambos equipos en la capital ya que los rojos no vencen a la Máquina en el Distrito Federal desde hace ocho años, por lo que ni en sus mejores momentos han salido “vivos” de la capital del país y es más, hace dos temporadas fue en el Azul en donde vieron cortada una racha de más de 25 partidos sin perder, así es que el terreno cementero no es apto para el Diablo. La historia de los últimos diez años nos dice que las dos últimas ocasiones en que Cruz Azul ha levantado la mano como superlíder general de la competencia no ha llegado más allá de los cuartos de final, por lo que Trejo y todo su equipo deberán tener esto en mente si quieren aspirar a grandes cosas para este campeonato. La primera ocasión fue en la campaña 95-96, un torneo muy similar a esta temporada de Invierno 2000 ya que fue muy inconsistente y a su vez parejo pero al final la Máquina se llevó los honores de ser líder general. La punta valió muy poco en la liguilla al caer en primera ronda con un América inspirado que había sufrido por calificar y que supo hacer mejor las cosas que su rival; con ello se demostró que no hay que llegar primero sino que hay que saber llegar. En el Invierno del 98 la situación fue similar pero a la vez diferente. La similitud radicó en el hecho de que Cruz Azul de nueva cuenta fue líder general pero esta vez con una claridad impresionante ya que rompió récord de puntos en torneos cortos, en goles a favor, en goles en contra y arrasó prácticamente con el campeonato regular, lo que auguraba un título más para las vitrinas azules pero en cuartos de final se toparon con unos aguerridos Pumas que dieron el juego de su vida para derrotar a los azules que se quedaban de nueva cuenta en la orilla. Ahora la situación no luce tan contundente como hace dos años ya que el equipo es líder pero con 8 unidades menos que las del torneo Invernal del 98, lo que puede presagiar una liguilla cerrada y de nulos favoritos, pero sin lugar a dudas Cruz Azul TIENE TODO A SU FAVOR para conseguir la novena estrella de su historia, sólo necesita seguir con ese trabajo que le ha dado un gran cierre de torneo y con aplicación, esfuerzo, humildad y juego de conjunto intentar buscar ese campeonato que sería merecido por lo que ha hecho en esta campaña. La Máquina Celeste del Cruz Azul fue el mejor equipo de los noventa en cuanto a puntos se refiere pero en liguilla nunca lo pudo demostrar fehacientemente, los azules fueron líderes generales en dos ocasiones y no pudieron corroborarlo en la liguilla (a diferencia del Cruz Azul de los setenta que arrasaba en Liga y fase final) y el único título que se logró (Invierno 97) tuvo que conseguirse en patio ajeno al derrotar al León, por lo que siento que YA ES TIEMPO de que el equipo le de una satisfacción a sus millones de seguidores en la capital de la República y que demuestre el por qué Cruz Azul es uno de los grandes de nuestro futbol y le pelea al tú por tú a los dos presuntamente más populares (Guadalajara y América), los cuales cuentan con el gran apoyo de los medios de comunicación. Es ahora o nunca Cruz Azul, tu afición merece YA un título en casa y es la mejor oportunidad que se tiene para conseguirlo; además ahora si el apoyo al equipo azul se vivió y sintió profundamente antes del comienzo de la liguilla, porque en el partido de ayer ante Toluca hasta en la desventaja el público -que colmó las tribunas del inmueble de la Ciudad de los Deportes- no cesó de apoyar con todo a su escuadra y al final salió feliz por el buen futbol demostrado. Ahora viene lo bueno, se aproxima la fase en donde además del buen futbol, se necesita tener hambre y sed de triunfo para salir victorioso y es donde Cruz Azul debe salir con alma, vida y corazón para llevarse así, un título que sería más que merecido en estos albores del siglo XXI. asmitia@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas