Si así hubieran jugado...

Por Alejandro Asmitia V.

Por Alejandro Asmitia V. Vaya jornada final que tuvimos la oportunidad de presenciar el pasado fin de semana, me resulta increíble ver cómo equipos que navegaron en la más absoluta mediocridad durante todo el torneo, tuvieron un cierre espectacular y con entrega al máximo por lo que terminé preguntándome ¿por qué no jugaron así toda la temporada? Seguramente de haber tenido una actuación como el domingo anterior, las cosas hubieran sido diferentes para América, Atlas o Tecos, por citar sólo algunos ejemplos. Pero vayamos partido a partido porque si ya tuvimos un revoltijo de estadísticas y de posiciones con siete encuentros simultáneos, creo que es necesario no enredarnos más con este emocionante cierre de campeonato, que nos prueba una vez más lo injusto y mediocre que es este sistema de competencia, pero también lo atractivo que se convierte a los ojos del aficionado porque si nuestro torneo se jugara al estilo europeo, en primera el campeonato sería a dos vueltas (como antes), pero de no ser ese el caso, el campeón se habría decidido una semana atrás con el triunfo Azul ante los Diablos del Toluca. Los partidos de la fecha 17 fueron emocionantes a más no poder; primeramente el América consiguió, para beneplácito de sus miles de seguidores en todos los sectores (incluida la prensa), su clasificación a la liguilla con un engañosísimo marcador de 4-1 sobre el Atlante, teniendo como figura a Luis Hernández quien nuevamente fue el artífice del triunfo americanista. La calificación directa se consiguió, ahora viene la etapa más importante en la cual el club de Coapa deberá jugar muy bien aplicado porque ya no habrá equipo fácil como los que se encontró en las fechas finales del Invierno 2000. Cruz Azul mantuvo su jerarquía de líder y cuando Necaxa se dio cuenta ya perdía 2-0 a pesar de que la mayoría de los celestes eran suplentes, lo que demuestra la evolución futbolística de los jóvenes cementeros, los cuales no tuvieron un adecuado manejo de partido y se vieron alcanzados en la parte final de la primera mitad, más por errores propios y del árbitro que por aciertos del rival. Lo que si debe ser una llamada de alerta para Trejo es la falta de manejo de partido que en ocasiones muestra Cruz Azul y esto puede ser peligroso en una liguilla. Jared Borgetti coronó su gran campaña con dos tantos que le permitieron romper el récord de más anotaciones en un torneo corto y de pasó consiguió meter directo al Santos a la liguilla, por lo que una vez más los rivales tendrán que lidiar con la peligrosa aduana lagunera si quieren aspirar al título. Tecos y Tigres dieron un partido de vaivenes que finalmente se inclinó hacia el lado tapatío, pero aún así no les alcanzó para meterse en la fiesta grande; por su parte Tigres es un SONORO FRACASO y no es posible que la directiva y afición continué solapando este tipo de descalabros; hoy más que nunca el comentario de Roberto Gómez Junco respecto a que la afición conocedora no es la que apoya en las buenas y en las malas se hace mas que evidente, ya que la seguidores de Tigres fomentan la mediocridad al llenar cada quince días el famoso “Volcán” sin importar el paso de un equipo que año con año siembra mucho y cosecha poco. Atlas e Irapuato se brindaron en un excelente partido de futbol que dio como resultado final el ingreso de ambos equipos a la fase final, una situación más que merecida, sobre todo en el caso de los Freseros que tuvieron un torneo de ensueño y a pesar de que no ingresaron directos, ya que tendrán que jugar un repechaje ante Morelia, no tienen nada que perder y buscarán llegar lo más lejos posible. A grandes rasgos esta fue la última fecha del Invierno 2000 a la cual sólo le pongo un pero, ¿por qué no siempre juegan así? Capacidad se ve que la tienen, pero no puedo entender porque se tiran a la hamaca durante más de diez jornadas para terminar cerrando a tambor batiente. Creo que nuestra afición es en parte responsable (como en el caso de los Tigres) al amar este nefasto sistema de competencia que no nos ayuda a crecer, pero mientras no haya una verdadera cultura deportiva en México, difícilmente podrá cambiar esto, por lo que sólo me queda EXIGIRLE como aficionado a los jugadores una entrega total por sus colores desde el inicio de cada temporada y no únicamente cuando las circunstancias lo ameritan. asmitia@mediotiempo.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas