Tendencias

La semana pasada la FIFA organizó en la ciudad sede de la Final de la Copa del Mundo de Alemania, una reunión histórica: el primer Simposio con la presencia de más de 130 invitados entre...

La semana pasada la FIFA organizó en la ciudad sede de la Final de la Copa del Mundo de Alemania, una reunión histórica: el primer Simposio con la presencia de más de 130 invitados entre seleccionadores nacionales, auxiliares y técnicos de clubes.

Personalidades como el italiano Marcelo Lippi, estratega de la escuadra Campeona del Mundo, Raymond Domenech, subcampeón del orbe con Francia, Luis Felipe Scolari de Portugal, José Pekerman ex de Argentina, Aníbal Ruíz ex de Paraguay, Luis Oliveira Goncalvez de Angola, Jurgen Klinsmann ex de Alemania, Carlos Alberto Parreira y Dunga, ex y actual técnico de Brasil, entre muchos otros, debatieron en Berlín sobre los temas que hoy generan toda clase de comentarios y polémicas en todas las ligas del mundo: Sistemas y Tácticas, Reglas de juego, Arbitraje.

Triste y hasta vergonzoso resulta que el futbol mexicano siga demostrando su atraso y su falta de interés por aparecer en los lugares importantes para buscar salir de su retraso futbolístico. Ningún representante de nuestro balompié apareció en esta reunión; ya no digamos La Volpe, Jorge Campos, Francisco Ramírez (auxiliares olvidados por el argentino durante el Mundial), tampoco los que aspiran a dirigir a la Selección en poco tiempo, llámese Hugo Sánchez, Jesús Ramírez, o cualquier otro que anhele el banquillo tricolor.

La clase ultra conservadora del futbol mundial no ha permitido que la modernidad, en todos lo sentidos, entre al deporte más popular y seguido del mundo. El "Fuera de Juego" es, dentro de la horda futbolera, uno de los puntos que más dividen. Desde que la International Board (encargada de las reglas del futbol) determinó hace pocos años que la presencia de un hombre en posición adelantada no constituye una falta en sí (uno de las escasos pasos en busca de actualización y espectáculo que ha autorizado la FIFA)  la polémica no ha parado. En Berlín, uno de los asistentes, técnico mundialista por cierto, calificó esta ley como estúpida porque es imposible unificar el criterio de todos los árbitros y los errores cometidos se prestan a muchas interpretaciones.

Sobre el arbitraje se tocaron dos puntos esencialmente, la reiteración en el trabajo de los silbantes buscando erradicar la cultura del engaño de los futbolistas, sobre todo los "clavados" dentro del área; y si es que debe modificarse la regla que a rajatabla indique tarjeta roja a todo aquel jugador que cometa falta dentro de su área. Este último punto recibió un mayor respaldo de parte de los asistentes; el argumento: resulta excesivo que de una falta se deriven tres sanciones (penalti, tarjeta roja y suspensión de un partido por la expulsión). Esta puede ser una de las próximas modificaciones de la International Board.

Pero el tema que más atractivo resultó fue el de los Sistemas y las Tácticas. En México estos últimos han generado polémica porque hay quienes todavía anteponen los gustos sobre los resultados.

Uno de los puntos que unificaron opinión entre los presentes, es que en el futbol de hoy el sistema que predomina es el que aparenta ser de tendencia defensiva, sin que llegue a serlo.

Pese a lo que muchos advierten, el poner a jugar a un equipo con un solo delantero no necesariamente significa jugar defensivo. Un ejemplo: las dos escuadras que disputaron la Final de la Copa del Mundo utilizaron un solo hombre en zona delantera y ninguno de los dos tuvo como objetivo primordial la defensa a ultranza durante sus 7 partidos. De hecho Italia terminó con una de las mejores defensivas y la mejor diferencia de goles. Para Raymond Domenech, subcampeón del orbe, el pasado Mundial marcó la línea de cómo deben de jugar los delanteros actuales, pues aunque no hubo un gran goleador, éstos llevaron un gran peso durante la justa por su aportación al juego colectivo. Fueron capaces de hacer intensa labor defensiva, pero ese trabajo permitió abrir espacios para los que llegaban de atrás.

Los técnicos más exitosos del mundo han entendido que hoy en día los títulos se alcanzan cuando se encuentra el "BALANCE"  ideal como equipo y donde la palabra "SACRIFICIO" está por encima de todas a excepción de VICTORIA.

Para muestra muchos botones, Barcelona, Chelsea o Juventus; todos juegan con un solo centro delantero, pero anotan más goles que casi cualquier participante de su liga y lo más importante, ganan CAMPEONATOS.

En México muchos aún no aceptan la tendencia actual del futbol mundial y se aferran a buscar  de manera errónea la polémica o discusión donde no existe. Los equipos más ofensivos en formación no necesariamente son los mejores, tan es así que al menos los seis últimos campeones del torneo mexicano jugaron con un delantero nominal.

No confundamos, espectáculo no es sinónimo de éxito. Aunque la propia FIFA lo anhele junto a millones de aficionados alrededor del planeta, el futbol de hoy ya no se juega como el de Brasil de 1970 y quizá nunca más vuelva esa magia. Simplemente la manera de buscar las victorias y los títulos ha cambiado. Así debemos aceptarlo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas