Los dos caminos

Aunque se acerca la hora de las definiciones en el Torneo mexicano, el tema realmente importante que se maneja no sólo en los medios de comunicación sino en cualquier reunión social o laboral es...

Aunque se acerca la hora de las definiciones en el Torneo mexicano, el tema realmente importante que se maneja no sólo en los medios de comunicación sino en cualquier reunión social o laboral es la designación del próximo técnico de la Selección Mexicana de Futbol.

Después de tantos nombres que, supuestamente, se manejaron desde el inicio de los trabajos de la Comisión de Selecciones integrada por 5 de los 16 dueños, queda claro que hoy sólo hay dos opciones: Hugo Sánchez y Américo Gallego. Y son sólo estos dos hombres porque con las condiciones que quieren que firme el nuevo técnico nada más los que ya están en "casa" podrán aceptarlas ¿Se imagina a Marcelo Bielsa aceptando firmar contrato por un solo año y al final de este se determine si sigue o no? ¿Cree usted que Marcello Lippi – si es que en algún momento se lo propusieron-, Guus Hiddink, Luis Felipe Scolari o cualquier otro estratega de alto nivel aceptaría que le condicionaran su proyecto mundialista y permanencia en el cargo a los resultados que obtuviera en la Copa América y la Copa Oro del próximo año?

Los dueños tienen una premisa y es él que sean ellos los que controlen todo lo referente a la Selección Nacional y no el que la dirija (como lo hizo La Volpe). Los únicos que aceptarán todas esas condiciones y cláusulas que les pongan en el contrato son los que están en México y conocen la situación por la que se vivió en el último proceso mundialista.

Otra pregunta ¿Verdaderamente estarán analizando los dueños del balón los perfiles, logros, personalidad, formas de trabajo, proyectos y el tan importante "atractivo comercial" tanto de Sánchez como de Gallego? O simplemente nos están "dorando la píldora" con que están en época de estudio y la designación del ahora técnico del Necaxa es ya un "strike cantado" y sólo esperan a que se cumplan los tiempos que ellos mismos se impusieron para hacer el anuncio oficial.

Si las cosas se siguen manejando como se ha hecho en las últimas décadas en las que siempre se imponen los deseos de quien ha ostentado el poder, tendríamos que decir que Sánchez Márquez será a partir del 16 de Noviembre el nuevo técnico de la Selección Nacional, asumiendo una postura de "sometimiento" ante los dueños (cosa que hay que reconocerle a Hugo pocas veces lo ha hecho), con tal de por fin alcanzar su gran sueño que es estar al frente del "equipo de todos" con el que, por cierto, como jugador se quedó muy corto de ser la gran figura que fue a nivel clubes.

Si es por dedazo, no hay duda que será Hugo. Pero si verdaderamente hay un análisis profundo entre los candidatos, el "Tolo" tendría muchas más posibilidades de convertirse en el "bueno".  A Hugo Sánchez lo avala su carrera como jugador, la "estrella" con la que siempre ha vivido, la imagen del “mejor jugador mexicano” como factor motivacional para casi todos los futbolistas en activo; y en el plano deportivo, evidentemente, los grandes momentos que vivió con la escuadra universitaria, no solamente el Bicampeonato sino los alcances de calidad que alcanzó su equipo previo a los títulos en los que llegó a jugar de forma excepcional.  Claro está que el gran pero que le ponen varios dueños es la personalidad tan complicada y retadora que tiene ante quienes no comparten sus puntos de vista y, por supuesto, el escándalo que protagonizó en su última etapa en CU con las acusaciones de corrupción junto a su socio José Manuel Sáenz.

A Rubén "Tolo" Gallego una larga y exitosa carrera como entrenador le otorgan los "créditos" suficientes para ser el elegido. Fue Campeón con equipos tradicionales pero no de los más importantes en la Argentina (Newell´s e Independiente); demostró enorme personalidad y capacidad para dirigir a uno de los dos grandes de su país , el River Plate y hacerlo dos veces Campeón. En México sus éxitos no sólo se remontan al título del Apertura del 2005, la Semifinal del Clausura 2006 y el hasta ahora superliderato del Apertura 2006. Lo verdaderamente atractivo del "Tolo" como entrenador es, siguiendo la escuela argentina, la educación y confianza que otorga a los jóvenes y el como los va llevando hasta presentarlos en la Máxima Categoría. Tan sólo en el Torneo que ahora se disputa ha debutado a ¡¡7!! jugadores, hecho histórico para nuestro país. El pero que tienen varios propietarios con el técnico del Toluca es que, además de ser extranjero, no es tan atractivo “comercialmente” hablando y no gusta mucho de entablar tratos con la prensa.

En fin, el balón hoy está del lado de los dueños. O se van con el eterno dedazo de la cultura mexicana o se sientan realmente a analizar los perfiles de los dos candidatos y de allí definen al candidato ideal. Si es la primera opción bienvenido seas Hugo Sánchez; si es la segunda, la Selección Mexicana podría ser dirigida de nueva cuenta por un argentino, Rubén Américo Gallego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas