La otra lucha por el poder

Para nadie es un secreto que desde hace muchos años la empresa Televisa es la principal controladora de los destinos del futbol mexicano. Tampoco es un secreto el que poco a poco todos los que...

Para nadie es un secreto que desde hace muchos años la empresa Televisa es la principal controladora de los destinos del futbol mexicano. Tampoco es un secreto el que poco a poco todos los que tienen  algo que ver con este deporte en México han entrado en una especie de “mira y calla”. Muchos de los lineamientos que ordena FIFA han sido perfectamente ignorados por la Federación Mexicana de Futbol sin que, hasta ahora, exista una real advertencia de sanciones por parte del máximo organismo internacional.

La última “travesura” del futbol mexicano ha sido el colocar como máximo dirigente del arbitraje al señor Aarón Padilla, ex Presidente de los Pumas, equipo que pelea por no descender  y como segunda cabeza de la Comisión de los silbantes al ex directivo de América, Héctor González Iñarritu, hombre muy cercano, como es obvio, a Televisa. Al igual que en los ordenamientos de no permitir un dueño con dos o más equipos, la desaparición del Draft de futbolistas, el acuerdo no escrito entre los dueños de “bloquear” al futbolista que ose defender sus derechos o el designar a los árbitros en cada Jornada a través de una computadora, la FMF también se pasó por alto la estricta recomendación de que la Comisión de Arbitraje debe ser encabezada por un ex árbitro.

Dicen por allí que no hagas cosas buenas que parezcan malas y pensando que la designación de Padilla iba a aliviar los males que aquejan al arbitraje mexicano, la FMF ha prendido la mecha de una bomba que en cualquier instante podría estallar.

Como buenos mexicanos, la Comisión de Arbitraje no estuvo exenta durante la gestión de Arturo Yamasaki de las mafias dentro del organismo. Había quienes por influencias pitaban sin tener la capacidad y quienes eran relegados por no alinearse con las líneas de mando.

El nombramiento de Aarón Padilla ha generado enorme molestia en el seno arbitral. Existe un grupo muy amplio de silbantes de todas las categorías, incluidos varios con gafete de FIFA, dispuesto a llegar hasta donde sea necesario, con tal de que sea un ex árbitro quién asuma el control de la Comisión. Dicen que han soportado todo, sin embargo que los dirija una persona ajena al arbitraje, pero sobre todo que les haya cortado los “beneficios” a muchos de ellos, son hechos que no están dispuestos a soportar.

Hay indicios, incluso, que antes de arrancar la Liguilla los silbantes le exigirán al Presidente entrante de la Femexfut, Justino Compeán, el cumplimiento de un pliego petitorio, de lo contrario no descartan llegar hasta un paro de actividades, que sería cuando estalle la bomba.

Los puntos que exigirán a Compeán son:

1.- La destitución de Aarón Padilla y Héctor González Iñárritu y en su lugar poner a ex árbitros verdaderamente comprometidos con el desarrollo de la Comisión.

2.- Designar como Presidente de los árbitros a un ex silbante. El candidato número 1 de este amplio grupo es León Padró Borja.

3.- Eliminar las designaciones por computadora (aunque hay quienes afirman que la computadora es un alto ejecutivo de la FMF)

4.- Si no se logra la verdadera profesionalización, de menos quieren que las condiciones laborales mejoren sustancialmente.

Una nueva lucha de poderes podría cimbrar la estructura del futbol mexicano. Por un lado los árbitros quieren seguir cerrados en su círculo sin la intromisión de gente externa – máxime si esta ligada a Televisa- y entre ellos seguir con sus pequeñas mafias en busca del mando de la Comisión, por el otro lado la FMF que quiere –según dicen- limpiar de las corruptelas y cuatachismos al sector más polémico y que bajo sus silbatos está en juego la honorabilidad de nuestro querido futbol mexicano. Ojalá que, sin tanto ruido y sí mucha negociación, se desactive la bomba y podamos disfrutar la única etapa donde los equipos se brindan al máximo, la Liguilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas