Momento histórico

En México, los mexicanos somos muy dados a demeritar o buscar alguna excusa para explicar el éxito de algún representante de nuestro país -sea de forma individual o en equipo- y pocas veces damos...

En México, los mexicanos somos muy dados a demeritar o buscar alguna excusa para explicar el éxito de algún representante de nuestro país -sea de forma individual o en equipo- y pocas veces damos el reconocimiento que de verdad se merece cuando las cosas muestran un avance y demuestran que nuestra querida patria también es capaz de producir cosas positivas que ponen a nuestra bandera en un sitio importante a nivel internacional.

Si bien aun estamos lejos de ser un país con una organización deportiva ejemplar y con una estructura sólida que permita al futbol dar el pequeño gran paso que todos añoramos desde hace muchos años en justas mundialistas, no podemos negar que a nivel clubes México es hoy un país que está a la par de los mejores del continente y que en cualquier instante llegará el título que corrobore su poderío en América.

El futbol mexicano tiene ante sí, en esta recta final del 2006, la posibilidad de marcar su historia. Los Tuzos del Pachuca y los Diablos Rojos del Toluca representan la esperanza de poder colocar el nombre de México del otro lado de la línea que marca la diferencia entre los campeones y los que aspiran a serlo. Una vez más la Copa Sudamericana es el motivo de la ilusión y, sin pretender exagerar, parecen las probabilidades más altas que nunca.

Como nunca antes, dos equipos mexicanos están en la antesala de la Gran Final de una justa sudamericana. Dentro de una competencia que se ha quedado sin las grandes escuadras del continente, Pachuca y Toluca pelearán ante Atlético Paranaense y Colo Colo por seguir los pasos de Pumas de la UNAM, que hace un año disputó la Final ante Boca Juniors. Ante los niveles que se han visto en la competencia, pensar que las dos escuadras mexicanas puedan llegar a disputar el título no es un sueño guajiro.

¿Se imaginan los altos índices de bilis que generaría una final 100 por ciento mexicana de la Sudamericana entre los jerarcas de la CONMEBOL?

Primero, antes de pensar en las finales, Diablos y Tuzos tienen que pensar, como se dice en el "argot" deportivo, en respetar a sus dos siguientes rivales y no demeritarlos.

Mucho mérito tienen las directivas de los dos clubes mexicanos, no por nada han sido los más ganadores de la última década y un título en la Sudamericana sería colocarle la cereza al pastel con el que festejarían años de éxito. Américo Gallego y Enrique Meza han realizado un trabajo excepcional en el manejo de sus jugadores y en el diseño de las estrategias. El señor Meza vive una nueva etapa en su vida como entrenador (por fin parece quedar atrás la etapa de fracasos) , mientras que el "Tolo" Gallego reconfirma su gran capacidad como estratega, situación que hace pensar a muchos que podría ser el ideal para asumir las riendas del Tricolor.

Si bien su equipo aun no alcanza los niveles de rendimiento que tuvo semanas atrás, Gallego ha sabido manejar sus piezas para llegar hasta donde hoy están: Superlíder en el torneo local y semifinalista en el internacional. Da gusto observar que ya hay equipos mexicanos que han aprendido a ganar los partidos complicados, aún sin jugar bien.  El Toluca es uno de ellos y ante San Lorenzo fue una muestra de ello.

Por su parte, Enrique Meza no solamente supo enderezar su carrera como estratega, sino que le ha dado un toque muy especial al equipo hidalguense. Por fin vuelve a jugar muy bien un equipo del ex técnico nacional y con amplias posibilidades de salir airoso en el evento por el cual se inclinen.

El momento de definiciones para Pachuca y Toluca ya llegó. El empalme de fechas lo hace inevitable. Directiva y entrenador tienen que elegir que camino tomar, liga o Sudamericana, aunque su condición de últimos campeones de nuestro país parece definir su inclinación por el título internacional. Toluca y Pachuca representan al futbol mexicano y en sus manos está el aprovechar el momento histórico que se presenta. Nada nos  daría más gusto que el festejar, por fin, un campeonato en esta Copa Sudamericana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas