Espejismo

Mientras la jornada doble del torneo casero acapara la atención en esta mitad de semana en México, en Venezuela se cumplió con la ceremonia protocolaria donde se distribuyen a los equipos de la...

Mientras la jornada doble del torneo casero acapara la atención en esta mitad de semana en México, en Venezuela se cumplió con la ceremonia protocolaria donde se distribuyen a los equipos de la forma más conveniente en busca de que la Copa América sea lo más atractiva posible. 

No cabe duda que cada día tiene menos razón llamarle a este acto "Sorteo"; sin ningún problema podríamos llamarle acomodo o distribución de los equipos al antojo del Comité Organizador y al servicio del equipo anfitrión, en este caso la escuadra venezolana, con la esperanza de que llegue lo más lejos posible para garantizar  el éxito comercial y las entradas en los estadios.

Resulta que desde un día antes del acto de distribución ya sabíamos que México enfrentará a Brasil por enésima ocasión en los últimos 15 años. De inmediato, las estadísticas nos invadieron y resulta que México es la Selección que más veces ha derrotado al "Scratch" en la última década en distintos torneos, desde luego que la más importante e histórica fue la victoria en la Final de la Copa del Mundo de Perú Sub-17, aunque esa, por cierto, no cuenta en la estadística

¿Y?  ¿De qué le ha servido a México el ganarle tantas veces a los brasileños? ¿Cuál es el gran beneficio que le ha dejado al futbol de nuestro país enfrentarse a la mejor Selección del mundo y en general por participar en las competencias sudamericanas? Tristemente me doy cuenta que la respuesta es casi nada.

Más allá de que siempre viste ganarle a la verdeamarelha o a la escuadra argentina, por ejemplo, nuestro futbol, sus cabezas, entrenadores y varios jugadores no han sabido capitalizar los constantes enfrentamientos y triunfos ante la potencia mundial.

México sigue siendo un asiduo participante en competencias de todo tipo, pero no pasa de allí. La participación en la Copa América comenzó en 1993, a partir de allí se han disputado tres Copas del Mundo y no pasa nada. De los Octavos de Final no se pasa y fue hasta la última justa mundialista cuando se notó un pequeño cambió y por fin se logró la exportación de algunos elementos.

Haciendo un análisis profundo y a conciencia ¿Cuál ha sido el verdadero beneficio para el futbol mexicano por la participación en las copas sudamericanas a nivel clubes? Nadie podrá negar que nos hayamos emocionado con Cruz Azul, América, Chivas, Pumas y Pachuca, pero más allá de esos momentos llenos de adrenalina, sufrimiento, decepciones y alegrías, ¿en qué se han transformado esos momentos para beneficio y avance de nuestro balompié?

A diferencia de clubes sudamericanos, los clubes de México no han aprovechado casi en nada la vitrina para buscar a como de lugar la exportación de jugadores o, en caso contrario, tratar de fortalecer su estructura de fuerzas básicas y si no se va a exportar, al menos pensar en ya no contratar tanto jugador extranjero, porque algo que sí ha quedado claro, es que los jugadores mexicanos no le piden nada a una gran mayoría de sudamericanos.

El colmo es que ni siquiera en el aspecto económico salen beneficiados los clubes y la Selección Mexicana por jugar en Sudamérica.

Valdría la pena hacer un análisis exhaustivo y buscar la manera de sacarle mucho más beneficio deportivo al futbol mexicano por  participar en Copa América y Copa Libertadores, porque está claro que de nada sirve presumir ser el país que más veces le ha ganado a Brasil en la última década si cuando hay que jugarle a países como Estados Unidos, sólo se evidencia que el famoso crecimiento es un espejismo, al menos hasta ahora.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas