A reconquistar el poder

Bien dicen que no hay mal que dure 100 años y para México por fin terminaron casi dos décadas de ser  literalmente ignorado y menospreciado por las autoridades de su propia zona geográfica, que...

Bien dicen que no hay mal que dure 100 años y para México por fin terminaron casi dos décadas de ser  literalmente ignorado y menospreciado por las autoridades de su propia zona geográfica, que invadidos por la ira y la envidia, encontraron a principios de los años noventa el momento perfecto para adueñarse por completo de la ex CONCACAF, hoy CONFUT, buscando a como de lugar acortar distancias en todos sentidos entre los países del área y el nuestro.

Tras 17 años de ausencia (el último fue el polémico Joaquín Soria Terrazas) , nuevamente México contará con un representante en el comité directivo de la CONFUT.

 Da la impresión que por el simple apellido y por las extraordinarias relaciones que heredo de su padre, Guillermo Cañedo White era el único mexicano con la oportunidad de poner a nuestro futbol de nueva cuenta en el plano internacional en un cargo donde verdaderamente se tenga peso específico y en el cual se tenga el poder para frenar cualquier decisión del trinitario Jack Warner que pudiera ir en contra de los intereses de los clubes o selecciones mexicanas.

LaVicepresidencia de Guillermo Cañedo, que será ratificada en el mes de Mayo, es un paso sumamente importante por tratar que en corto o mediano plazo otra vez un mexicano pueda retomar el control de la zona.

Eso no debería significar que la historia fuera completamente contraria a lo que se ha dado en los últimos años, es decir, hacer todo lo que sea posible para perjudicar, trabar o bloquear a México , sino buscar, con base en su poderío económico y de infraestructura, un liderazgo que permita desarrollar y crecer a ésta que es, sin duda, una de las zonas más pobres del mundo en materia futbolística.

Impulsado por quién sigue siendo el "mandamás" del futbol mexicano, la empresa Televisa, el también presidente de las Águilas del América tendrá como misión aprovechar el escalón de la CONFUT para buscar brincar lo más rápido posible a un cargo importante en el máximo organismo.

La FIFA, tal y como lo hizo su padre, Guillermo Cañedo de la Bárcena,  durante años y que entre muchos beneficios que genero su presencia en la sede de Zurich para el futbol mexicano, fue traer a México dos Copas del Mundo; a lo deportivo, habría que sumarle el aspecto económico y de poder para la empresa Televisa, quién aprovecho a la perfección la figura de Cañedo para convertir al consorcio mexicano en uno de los más poderosos de todo el planeta.

La puerta ya la dejó abierta Joseph Blatter hace unos días cuando afirmó que la Copa del Mundo del 2018 le correspondería a algún país de la CONFUT. Apúntelo como una de las prioridades fundamentales del nuevo cargo de Cañedo.

En el aspecto meramente deportivo, Cañedo deberá impulsar la profesionalización de la zona; que se deje de jugar en campos llaneros, con árbitros que parecen amateurs y pelear porque los clubes mexicanos no sean perjudicados por la simple razón de que consiguieron participar en competencias de otras confederaciones.

La Presidencia del club América parece perder relevancia en la vida de Guillermo Cañedo White, quién hoy tiene ante si la maravillosa posibilidad de emular los pasos de su padre en el plano internacional. Seguramente Cañedo tendrá  claro que si logra al menos la mitad de lo que consiguió su padre, habrá cumplido con su misión.

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas