El ejemplo chileno

Mientras la gran mayoría de los países de Latinoamérica siguen en la búsqueda del camino para dejar el tercermundismo en el que hemos vivido toda la vida, Chile lo ha encontrado y hoy en día, sin...

Mientras la gran mayoría de los países de Latinoamérica siguen en la búsqueda del camino para dejar el tercermundismo en el que hemos vivido toda la vida, Chile lo ha encontrado y hoy en día, sin lugar a dudas, está convertido en el mejor ejemplo de que desarrollando programas fundamentales –incluído el futbol- trabajando todos juntos, en 15 años se le puede dar la vuelta a la historia.

El pasado lunes la Primera Dama de Chile, Michelle  Bachelet, promulgó "La nueva ley laboral de los futbolistas", la cual está diseñada para respaldar y proteger a todos los futbolistas que militen en alguna categoría afiliada a la Federación de Futbol de Chile y cuyo objetivo fundamental es eliminar abusos y tratos desiguales de parte de los propietarios o directivos de los clubes.

Lo que ha conseguido el sindicato de futbolistas, principal impulsora de esta nueva ley desde finales de los noventa y apoyada por su Gobierno Federal desde el 2002, es dignificar la carrera del futbolista. Innegable resulta el que los jugadores de futbol son "trabajadores" extraordinariamente afortunados por sus condiciones laborales con exorbitantes e ilógicos sueldos ( muchas menos de 8 horas de trabajo en días normales y dos horas en las jornadas programadas con partidos), pero aún así, también tienen el derecho, como cualquier otro empleado, de contar con derechos.

Los puntos más sobresalientes de esta nueva ley laboral de los futbolistas en chile son: -El futbolista recibirá un equivalente al 10% del dinero pagado por su fichaje.

-El futbolista tiene derecho al descanso (teniendo en cuenta que prestan sus servicios -principalmente los fines de semana) así como velar por su salud.

-El futbolista mantendrá, salvo un acuerdo con su Directiva, de mantener los derechos de su imagen.

-Los clubes deberán signar contratos de trabajo con tiempo mínimo de un año y máximo de 5.

Si comparamos lo que pasa en Chile y lo que ocurre en México, no hay ninguna duda del enorme atraso que se vive en nuestro país y lo que más triste y vergonzoso resulta es que los propios futbolistas de la liga mexicana no se atreven siquiera a formalizar una agrupación o sindicato independiente a los que dirigen el futbol en busca de mejores condiciones por miedo a perder la comodidad y los lujos en los que viven varios de ellos y algunos otros para no convertirse en desempleados.

En México, muchos de los artículos de la nueva ley chilena existen en los reglamentos, la gran diferencia es que en nuestro país fueron los directivos quienes las crearon y fueron ellos mismos quienes desarrollaron las ventanas para evadirlas y aunque siempre han existido denuncias aisladas de quien se siente sobajado, al final sigue prevaleciendo la palabra del Directivo.

Hace unos años, cuando más fuerte parecía la posibilidad de la creación de una agrupación de futbolistas impulsada por José María Huerta, los dueños del balón de inmediato lanzaron los tentáculos para tapar cualquier posibilidad y obligaron a los futbolistas a aceptar formar parte de la Comisión del Jugador, cuya sede, increíblemente, reside en las instalaciones de la propia FMF y cuyo titular en la actualidad es el multiaplaudido defensa goleador del Atlante Mario Hernández Lash. Para las decisiones tienen toda la voz que quieran, pero ni un sólo voto.

Es triste darse cuenta de lo limitados que son muchos futbolistas de México en su pensamiento y visión; aún no entienden que un sindicato o agrupación no se crea con la única intención de atacar o realizar marchas, sino para luchar por las mejores condiciones laborales posibles. Ojalá que algún día nos toque conocer a ese (os) futbolista(s) brillante y valiente que se atreva a luchar, tal vez no por su propio beneficio, sino por el de cientos de futbolistas que llegarán en el futuro. Un luchador social del futbol, como ya lo tiene el futbol chileno.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas