Entre la lógica y el fracaso

Aunque muchos esperaban con ansias un nuevo tropiezo, la victoria como visitante anoche en Paraguay le ha devuelto la vida a las Águilas del América en la Copa Libertadores y lo ha puesto en la...

Aunque muchos esperaban con ansias un nuevo tropiezo, la victoria como visitante anoche en Paraguay le ha devuelto la vida a las Águilas del América en la Copa Libertadores y lo ha puesto en la posición más cómoda en búsqueda de la calificación a la tercera fase de la justa continental. 

En este y muchos otros medios, Luis Fernando Tena ha sido devorado por las críticas, pero una vez más se ha salido con la suya. Con el 70 por ciento de sus jugadores titulares en México para descansar y con la urgente necesidad de ganar o prácticamente morir en Asunción, Tena se la jugó incluso con hombres muy poco utilizados desde un inicio, aunque después recompuso el camino y echó mano de sus elementos de peso para resolverle el partido ante Libertad. 

Salvador Cabañas tardó en demostrar porque lo trajeron a las Águilas, pero hoy está convertido junto a Cuauhtémoc, Villa  y Ochoa, en pieza fundamental del esquema de los Tena, que por cierto, guste o no, tiene al América en plena pelea en la liga y en la Libertadores.

En el papel, falta lo menos complicado para los americanistas para asegurar su calificación: vencer al peor equipo del Grupo 1, El Nacional el próximo miércoles 18 en el Azteca. Cualquier otro resultado lo pondría al borde de la eliminación y entonces sí pondría a trabajar toda la maquinaria en varios medios con el objetivo de tumbar a Luis Fernando del banquillo azulcrema. Honestamente se ve muy complicado que pueda pasar, insisto, aunque sé que muchos lo esperarán con ilusión.

El caso del Necaxa es muy similar al de su hermano de sangre y es que la derrota ante el Audax chileno lo pone con la necesidad de ganar su último partido en el Victoria de Aguascalientes ante el peor equipo del Grupo 2, el Alianza de Lima. La escuadra de José Luis Trejo sigue repitiendo los errores que en la liga mexicana lo han llevado a estar sumergido en el vergonzoso penúltimo lugar, sólo por delante del desastroso Veracruz. Anoche, otra vez, la zaga rojiblanca hizo agua, sobre todo en el primer gol.

Entre los equipos mexicanos el que tiene el panorama menos claro es el Toluca, pese a la gran exhibición que dio hace unas semanas ante el Boca Juniors en la Bombonera mexiquense (aunque días después los Xeneizes se la cobraron de la misma forma en su Bombonera). Los diablos requieren, al menos, lo que en México han hecho todo el torneo, un empate, la noche de este jueves en La Paz ante el Bolívar para dejar el pase en sus manos la próxima semana cuando reciban al líder del Grupo 7, el Cienciano de Perú. Curiosamente, al igual que América, fuera de su casa y con varias ausencias de sus titulares, la escuadra del "Tolo" Gallego se ha visto mejor. Ojalá que en la altura de Bolivia se repita la historia.

La calificación de los tres equipos mexicanos a la siguiente ronda de la Copa Libertadores parece factible porque está en sus manos conseguirla sin depender de terceros, pero no se puede negar que en esta recta final América, Necaxa y Toluca se han puesto a coquetear con el fracaso en esta justa.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas