Nuestra función en el proceso…

Lunes 25 de Junio 2007. Estos son algunos comentarios publicados en  los principales diarios deportivos sobre la derrota ante Estados Unidos en la final de la Copa Oro:

Lunes 25 de Junio 2007. Estos son algunos comentarios publicados en  los principales diarios deportivos sobre la derrota ante Estados Unidos en la final de la Copa Oro:

"México se derrumba", "Hugo mintió a los mexicanos", "Hugo fracasa y reprueba", "¡Ouch!", "¡Segundones!", "¡Hugo hace maletas!"…

Faltaría, desde luego, agregar todo lo que se dijo en los medios electrónicos ( tv, radio e Internet) ese mismo día en el que, sin la más mínima prudencia u objetividad,  los conductores o periodistas de noticiarios de información general o programas diversos atacaron y se "comieron vivo" a la Selección Mexicana pero, sobre todo, al entrenador Hugo Sánchez a quién ya querían fuera de la Selección.

Hoy, Jueves 28 de Junio, ya se comenzaron a escuchar y leer comentarios y adjetivos sobre la Selección Nacional que anoche venció a Brasil 2-0, que harían pensar a cualquier extraño que México es la nueva potencia mundial del futbol por el resultado y por como lo consiguió.

Ësta es la realidad del futbol mexicano. ¿Hasta cuándo aprenderemos los mexicanos lo que significa la palabra "PROCESO"?

Ávidos de tener una Selección acorde a la infraestructura, pero especialmente por la cantidad de dinero que se mueve en este deporte, la impaciencia se ha convertido en nuestra peor consejera cuando las cosas no salen como creemos que deben salir y, sin un análisis previo de manera fría, (sin querer generalizar) nuestro más profundo "yo" sale por nuestra boca como desahogo de la rabia que nos embarga por no tener lo que creemos merecer.

Efectivamente, así ha sido la historia del futbol mexicano desde hace más de setenta años. Pero algún día tendrá que cambiar como han cambiado muchas cosas en nuestro país. Pero si queremos que nuestra triste historia cambie y algún día se ganen cosas importantes todos debemos aportar nuestro granito de arena.

Sé que muchos desecharán esta filosofía porque más allá de la pasión que les genera el futbol y las alegrías o tristezas que les provoca, no les llena la cartera de miles y miles de pesos como a los que están dentro del terreno de juego. Pero algún día deberemos de encontrar  cual es nuestra verdadera función dentro del futbol quienes no estamos ligados en lo más mínimo a él, más que como aficionados (léase sociedad en general o periodistas).           Indudable es que Hugo Sánchez es un "caso" extraño en el mundo. Siendo una de las tres máximas figuras deportivas de la historia de México no se equipara su imagen a la de Pelé en Brasil o Maradona (pese a su triste estilo de vida) en Argentina. Hoy el entrenador nacional paga la soberbia y egolatría con la que se ha manejado a lo largo de su trayectoria, pero nos guste o no es el Capitán del barco.

Comprendiendo que en cualquier empresa el inicio de una nueva administración está llena de interrogantes, de aciertos y errores, de personal que se quiere ir o quiere llegar, me sigo preguntando ¿Cuál tiene que ser nuestra postura como aficionados y/o periodistas en un proceso que en teoría debe de durar al menos cuatro años y que apenas lleva 6 meses de vida?

¡La de devoradores implacables ante los tropiezos, creo que NO!

Al menos de algo si estoy seguro: la Selección de Hugo no es tan mala como lo dijimos el lunes ni el equipazo que hoy se pregona. No hasta ahora.

Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas