Los enemigos en casa

Sin alcanzar todavía los alcances que los especialistas predicen en el futbol mundial, la "joya" del futbol mexicano, Giovani Dos Santos, ya comenzó a sufrir los embates de la prensa...

Sin alcanzar todavía los alcances que los especialistas predicen en el futbol mundial, la "joya" del futbol mexicano, Giovani Dos Santos, ya comenzó a sufrir los embates de la prensa sensacionalista, tanto en España como en nuestro propio país.

Durante su etapa de "desarrollo" en el equipo juvenil de Barcelona, Gio fue intensamente protegido por el cuadro blaugrana, que le prohibió durante un largo periodo detenerse con los periodistas para responder cualquier tipo de cuestionamientos. Pero ahora que ha dado el salto y se codea con las grandes estrellas, el atacante se ha convertido en un blanco ideal de todos aquellos que no soportan ver a un  jovencito de 19 años (mexicano) comenzando a brillar en el futbol del más alto nivel.

Más que triste, resultó hasta vergonzoso como algunos medios mexicanos quisieron hacer toda una "telenovela amarillista" por el viaje que realizó de dos días a la Ciudad de Monterrey en cuanto pisó suelo mexicano para los dos partidos de preparación de la escuadra mexicana (ante Nigeria y Guatemala).

¿Qué diablos les importa si dentro de sus asuntos personales por atender en la ciudad que lo vio crecer, Giovani aprovechó para acudir a un concierto de música? ¿Qué acaso todos aquellos que quisieron armar una "revolución" no entenderán que a pesar de que el vive en España, su familia y amigos están en esta ciudad? Un par de días fuera de concentración no lo convertirán ni en el jugador que lleve a la Selección a un título mundial, ni a perder toda su calidad como futbolista. ¿O acaso pondrán como razón de los resultados de estos dos encuentros el viaje personal de Giovani?

La nueva "jugada" contra Giovani proviene del diario más madridista de toda España, el As. Sin tener que estar dentro del equipo Barcelona o de la propia Selección Mexicana es evidente que lo último que tiene Gio son actitudes de "vedette", como lo aseguró el rotativo ibérico. Y en México, en lugar de que los medios y los periodistas salgamos a defender a nuestro compatriota, muchos siguen como borreguitos el rumor y seguramente en la primera oportunidad cuestionarán hasta que se cansen al seleccionado Tricolor.

Ojalá que la protección que le dio el Barcelona en años pasados y el respaldo de su familia y compañeros hayan "blindado" la mentalidad de Giovani dos Santos para no caer ni dejarse influir por el periodismo sensacionalista que partir de su llegada a la máxima categoría con el Barcelona lo tendrá en la mira.

Giovani Dos Santos es, sin duda, un jugador distinto a la generalidad de los mexicanos, por muchas razones. A quienes nos interesa que se convierta en factor para darle la vuelta a la historia del futbol mexicano, tenemos la obligación de cuidarlo y protegerlo de todos aquellos que como cangrejos, solo estarán esperando una buena oportunidad para bajarlo de la élite en la que se desenvuelve para convertirlo en uno más del montón. Tristemente hay que cuidarlo, incluso, de muchos mexicanos.Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas