Aún no convence

En poco más de un año, Hugo Sánchez ha invertido las fuerzas y debilidades de la Selección Mexicana. Y no se trata de ser radicales y decir que hoy la escuadra tricolor juega radicalmente opuesto...

En poco más de un año, Hugo Sánchez ha invertido las fuerzas y debilidades de la Selección Mexicana. Y no se trata de ser radicales y decir que hoy la escuadra tricolor juega radicalmente opuesto a como lo hacía con La Volpe, pero lo que antes eran virtudes hoy son constantes fallas y de lo que adolecía hoy ha mejorado un poco.

El desempeño de México anoche ante Estados Unidos dejó clara una tendencia. Defensivamente se siguen cometen errores garrafales que cuestan caro (los dos goles son la prueba más palpable) y en ellos están involucrados todos los de la zaga de la retaguardia. Muy mal se vieron en la marca y la anticipación los defensores verdes en las dos anotaciones de cabeza y si a ello le sumamos que cada vez la diferencia física (fuerza y estatura) son mayores, el sector defensivo del equipo de Hugo se ve muy vulnerable ante jugadores de esa complexión.

Un buen lapso de la segunda parte del partido ha sido de las mejores del Tricolor bajo el mando de Sánchez Márquez. Supieron manejar mejor el balón y neutralizar la rapidez del rival, le quitaron la posesión de la pelota y por primera vez en un buen tiempo, México se vio superior a la vecina Selección aunque eso, al final de cuentas, no redituó en el triunfo.

De medio campo hacia delante el equipo tuvo mayor movilidad, llegó por las dos bandas (esa es una virtud que poco se le veía, las variantes), aunque sigue padeciendo el mismo problema de muchas generaciones: cuesta mucho terminar las jugadas elaboradas con el balón en las redes del arco rival. Las jugadas a balón parado siguen siendo un arma que se explota bastante bien, pues se aprovecha el factor sorpresa o incluso de suerte.

Como ocurre en cada juego de esta naturaleza, hay hombres que lucen más que otros y el funcionamiento del equipo se deteriora con los cambios, pues le corta el ritmo a los que están dentro del campo. Pero seguramente Hugo, como miles de aficionados lo tendrán en su mente, debe de tener ya un cuadro muy bien definido para cuando sea el inicio de las eliminatorias mundialistas. Aún así, seguro que todavía tendremos más sorpresas para los partidos venideros. Y quizá al terminar el año, el técnico nacional sume la increíble cifra de 100 convocados en su era a la Selección. A muchos les gustará y a otros no el llamado "manoseo" en el máximo representativo, lo único que debemos esperar es que sepa elegir a los idóneos en el momento preciso.

El resultado y desempeño de la Selección Mexicana anoche ante los estadounidenses aún no puede tener a nadie contento, aunque creo que dejó mejor sabor de boca que las anteriores actuaciones.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas