Aceptar sin decirlo

El errar es una cuestión natural en el ser humano. Es tan intrinseca a las características de nuestra raza como el dormir o respirar.

El errar es una cuestión natural en el ser humano. Es tan intrinseca a las características de nuestra raza como el dormir o respirar.

Lo que va marcando la diferencia entre nosotros es la capacidad que tenemos para detectar nuestros errores, aceptarlos y después decidir la forma en que los corregiremos.

Hugo Sánchez tiene enormes atributos como persona, sin embargo, es incapaz de reconocer públicamente que como cualquiera, se equivoca, y de manera frecuente en sus decisiones.

En la "extraña" personalidad con la que se maneja el técnico nacional, una de sus características principales es no reconocer públicamente sus equivocaciones, pero generalmente sí lo hace en sus decisiones. Y una prueba más es lo que ha hecho con la Selección Mayor. Desde Estados Unidos, donde preparaba a la Sub-23 para iniciar el Preolímpíco ante Canadá, Hugo quiso mantener en secreto los nombres de los jugadores que compondrán la lista para el partido que sostendrá en Europa en próximas semanas.   Desde las oficinas de la Directiva del Villarreal se da a conocer que han recibido la notificación de la Federación Mexicana de Futbol que su delantero Guillermo Franco será convocado para el siguiente encuentro de la Selección Mexicana. Aunque quisiera, el Villarreal no podría negar a su jugador porque se trata de una fecha FIFA. Una vez más Hugo Sánchez se hará acreedor a un sinfín de críticas por el llamado de otro jugador naturalizado por el simple hecho de que fue lo que más crítico durante le era La Volpe. Más que criticarlo, Sánchez Márquez merece un reconocimiento por "aceptar sin decirlo" que La Volpe no se equivocó cuando convocó a Franco para acudir a la cita mundialista de Alemania. Hugo se ha dado perfectamente cuenta que su Selección necesita de atacantes de la talla del mexicano del Villarreal, quien aprovechándose de la lesión de un compañero, salió de la banca de su equipo para consolidarse como titular por sus constantes apariciones en los marcadores, no solamente en la Liga española, sino en las competencias europeas. Luego de un sinnúmero de pruebas, el timonel tricolor se dio cuenta que le llegó el momento donde el "hambre se juntó con la necesidad" y que ante la grave carencia de contundencia de sus equipos, Franco puede ser una solución a pobrísimo desempeño de la delantera mexicana.

Más allá de su conocido odio personal, Hugo actuó como cualquier político cuando aspira a un cargo de relevancia nacional, es decir, el que está en el lugar de sus sueños sólo comete errores y sus decisiones no ayudan a nada al país. Hoy que está en ese sitio, con sus decisiones le da reconocimiento a los aciertos que tuvo el hoy técnico del Monterrey. ¿Que está preparando el camino para convocar a su gran consentido Leandro? Está en todo su derecho. Ojalá que esa no sea la única razón de las convocatorias de Sihna y Franco, porque le guste o no a Hugo o a cualquier detractor de los naturalizados, estos dos hombres tienen características que pocos "mexicanos" nacidos en nuestro país tienen.  Ante tantas críticas por su desempeño, habrá que aplaudirle a Hugo Sánchez, no sólo la convocatoria de los naturalizados, si no que por fin da señales de pisar tierra y de reconocer errores. Creo que a miles de aficiones les gustaría que lo hiciera públicamente, aunque para el ego que lo caracteriza, ese paso se ve todavía muy lejano.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas