La verdadera lucha

Mientras el medio futbolístico se enreda en una vieja y conocida historia como lo es el tema de "promotores" (varias veces manejada en este espacio), generada a raíz de los comentarios vertidos...

Mientras el medio futbolístico se enreda en una vieja y conocida historia como lo es el tema de "promotores" (varias veces manejada en este espacio), generada a raíz de los comentarios vertidos con mucha tendencia por parte de Cuauhtémoc Blanco, en 4 ciudades de nuestro país los aficionados sufren y sudan frío cada ocho días, porque sus equipos están en una lucha desesperada por sumar la mayor cantidad de puntos que les permitan mantener su lugar en la máxima categoría.

Para los amantes de las estadísticas y las posibilidades, a mitad de este Clausura 2008 es mucho más atractiva la lucha por la salvación que por los equipos que calificarán a la Liguilla, y es que la batalla de los de "abajo" no sólo representa la permanencia o pérdida de su lugar en la Primera División, sino por lo que implicará económicamente para los dueños, patrocinadores y hasta para los propios ciudadanos de la capital, que dejará de tener el "circo" del futbol.

Para nadie es secreto que Veracruz, Puebla, Tigres y Tecos han hecho todo lo necesario en los últimos años para estar en esta posición. De hecho, resulta curioso que en los últimos 3 torneos (Ap 2007, Cl 2007, Ap 2006) más lo que va de este Clausura 2008, en el caso de Veracruz, Tigres y Tecos, su promedio de efectividad ronda apenas sobre el 33 por ciento. Es el mismo promedio del Puebla, con la diferencia de que a ellos sólo les suma el Apertura 2007 y el torneo que se disputa actualmente y que ello, así como puede ayudar, lo puede hundir.

Previo a la venidera Jornada 9, que marcará el ecuador del torneo, el  único equipo que no tiene la permanencia en sus manos son los Tiburones Rojos. Aunque sumara el equipo de Miguel Herrera los 27 puntos que restan, no le garantizaría la salvación, aunque sí obligaría a Tigres a sumar 21. Ambas opciones se ven francamente improbables.

En el caso del "benjamín" Puebla, las posibilidades crecen o disminuyen, dependiendo sus resultados, pero en este momento su número "mágico" son 16 puntos más de los 27 posibles que restan para sumar un total de 24 en el torneo. Si en los 25 juegos que hasta ahora llevan en Primera División, su promedio de efectividad es de apenas 1 de cada 3 puntos ganados, también parece imposible que en lo que resta pueda ganar el 60 por ciento de los puntos que disputará. Si a eso le sumamos lo inestable del equipo de La Franja y su propio entrenador, nadie puede firmar su permanencia.

Los Tecos podrían ser el candidato natural de millones de mexicanos para que perdiera la carrera y descendiera. Sin arraigo, sin figuras, sin afición y con la Directiva más inestable y "bipolar" del futbol nacional, a muy pocos les dolería su desaparición de la Primera División. Aún y con todas sus debilidades, Tecos necesita menos puntos que Tigres y Veracruz para salvarse. Con 19 ganados de los 27 que faltan lo lograría. Igual que los casos anteriores, se visualiza como misión imposible que los tapatíos lo consigan.

Y el caso de Tigres es de esos extraños, pero verdaderos. Aunque no sería la primera vez que los norteños descendieran, seguramente sí sería el primer caso en México, que después de invertirle cerca de 100 millones de pesos en 3 años (con todos y sus entrenadores de lujo, pero nada efectivos para su causa), dejaría de jugar en la Primera División.

Para salvarse, sin importar lo que hagan sus "compañeros" de posición, el equipo de Lapuente requiere 22 de los 27 puntos que restan. Seguramente que hasta sus propios aficionados se reirán si alguien pronostica que eso vaya a suceder.

A falta de la mitad del camino, el Veracruz es el "candidato" principal para descender, porque es el único que no depende de sus actuaciones; sin embargo, ninguno de los involucrados podrá respirar tranquilo si la mediocridad sigue siendo su sello principal. La experiencia de algunos entrenadores puede marcar la diferencia, aunque todos sabemos que quienes definen un encuentro son los jugadores dentro de la cancha.

¿Quién  descenderá? Falta poco para saberlo.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas