Bases de la reestructuración

Es sin duda el momento más vergonzoso de su historia. Su inminente eliminación de la Copa Santander Libertadores ha terminado por romper el último hilo que podría salvarlos de la burla, la...

Es sin duda el momento más vergonzoso de su historia. Su inminente eliminación de la Copa Santander Libertadores ha terminado por romper el último hilo que podría salvarlos de la burla, la humillación y podría haber aliviado, aunque fuera un poco, la tristeza que hoy invade a sus millones de aficionados.

Las ironías de la vida. Mientras ellos pelean contra la peor etapa de mediocridad de la que se tenga memoria, dos de sus tres más odiados rivales atraviesan por un momento excepcional en la liga mexicana, situación que evidentemente acrecenta la histórica "tragicampaña" que han protagonizado en los últimos 5 meses.

Quizá, dentro de la oscuridad de su presente, hay una muy ligera luz que asoma una buena noticia. Casi imposible estar peor. Parece ya no haber posibilidad de retroceder más y sí, muchísimo camino por avanzar.

Fue Romano, como pudo haber sido cualquier otro. No había forma de hacer más con un equipo tan mal armado y de baja calidad como lo diseñó el tristemente recordado Brailovsky y que, conforme pasaban las semanas, fue perdiendo cualquiera de las virtudes que necesita un plantel para triunfar: confianza, credibilidad en sus capacidades y seguridad.

A simple vista y por el lugar que hoy ocupa en el futbol mexicano, quién llegue a tomar las decisiones tendrá un escenario muy amplio, con varios caminos a elegir para buscar regresar al América a donde generalmente lo hemos visto, peleando por los primeros lugares.

La misión no parecería tan complicada si se consideran los puntos clave que delimitarán la llamada "reestructuración profunda" de las Águilas: total poder de decisión y una cartera cercana a los 15 millones de dólares. ¿Cuántos presidentes, vicepresidentes, directores deportivos o gerentes quisieran tener la oportunidad de llegar al América y trabajar con estas dos grandes ventajas?.

Seguro que si hoy hubiera que tomar una decisión, luego de las 11 derrotas en los últimos doce juegos de la liga y de la de ayer en el  partido de ida en la tercera ronda de la Libertadores que los tiene prácticamente eliminados, de ¿a quién correr del equipo?, sería muy viable pensar que no permanecerían en el club más de 5 jugadores y con la cantidad de dinero de la que se habla, se podrían contratar a 20 nuevos jugadores.

Pero la realidad seguramente no será tan sencilla como se aprecia. Quien sea el "afortunado" elegido por el dueño Emilio Azcárraga, tendrá que rediseñar a este equipo.

Está claro que una parte del concepto "americanismo" ya es obsoleto. Hoy en día, ningún equipo ganador alrededor del mundo se ha formado sólo con base en millones de dólares.  La clave del éxito es optimizar los recursos, calidad y no cantidad.

La nueva "cabeza" de América tendrá que revisar lo que han hecho grandes equipos que han vivido una situación similar y cómo han logrado revertir la tendencia.

Se tendrán que replantear los preceptos del famoso "americanismo", desde lo más obvio, hasta lo más complejo: las reglas de operación del equipo, el trato del club  hacia los aficionados y medios de comunicación que se dan cita día a día en sus instalaciones, las políticas de trabajo y desarrollo de sus Fuerzas Básicas, quienes serán los responsables para salir del país en busca de los refuerzos, trato con promotores y, parte fundamental de lo que podría ser el éxito de esta renovación, definir el perfil del jugador que puede jugar en América y las cláusulas que contengan los contratos que se les firme.

Lo mejor para las Águilas del América es que la tormenta está a punto de acabar (al menos por el momento) y tendrán un largo receso para trabajar en la reestructuración.

Sin duda el escenario para quienes estemos afuera será muy interesante. ¿Será capaz la nueva Directiva de darle la vuelta a la triste historia que hoy protagonizan o seguiremos viendo el declive de una institución a la que todo mundo llama "grande"?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas