Cuidado FEMEXFUT

Pocas cosas faltaban por ver en el futbol mexicano. A lo largo de los años hemos sido testigos de infinidad de situaciones (deportivas y extra cancha) que han quedado como parte de los llamados...

Pocas cosas faltaban por ver en el futbol mexicano. A lo largo de los años hemos sido testigos de infinidad de situaciones (deportivas y extra cancha) que han quedado como parte de los llamados "escándalos" en la historia de este deporte en nuestro país. 

Unas, seguramente, no volverán a pasar en el terreno de lo futbolístico como aquella cuando los Tiburones, del tristemente recordado Rafael Herrerías, no se presentaron a un partido de liga o cuando hace casi dos décadas sacaron a los Canarios del Morelia, dirigidos por Antonio “Tota” Carbajal, del vestidor del Azteca cuando ya festejaban un triunfo sobre el América e increíblemente los pusieron a tirar tanda de penales y quedaron eliminados de esa Liguilla.  Fuera de lo estrictamente deportivo, los casos de los Gallos Blancos del Querétaro (de los hermanos Vázquez Mellado), los Colibríes de Cuernavaca del controvertido Capitán Jorge Rodríguez y el de los Freseros del Irapuato del joyero Kléber Meyer, parecían haber sido los últimos casos de recursos mal habidos dentro del futbol mexicano. Pero lo ocurrido la tarde del Miércoles en las instalaciones del Club América abre de nuevo este muy delicado tema. La detención de dos jugadores del poco conocido equipo Mapaches de Nueva Italia por parte de la AFI y la SIEDO (Subprocuraduría de Investigación Especialidad en Delincuencia Organizada) deberá no sólo tener preocupado a los dueños del consorcio "Empresas Nobaro", propietaria del novel equipo, sino a toda la estructura de la Federación Mexicana de Futbol. En estos tiempos en que el Gobierno del Presidente Felipe Calderón sostiene una guerra sin cuartel contra el crimen organizado, buscando limpiar a este país del cochinero que dejaron como herencia los gobiernos priístas, serán capaces Justino Compeán o Decio de María de asegurarle a las autoridades que el futbol mexicano en toda su estructura está limpio de tener dinero del narcotráfico entre sus agremiados. Las sospechas y hasta las acusaciones directas no han dejado de lanzarse contra hombres inmersos en la Liga mexicana. El poco grato Guillermo Lara ha sido abiertamente vinculado con el narcotráfico colombiano,y fue uno de los hombres más cercanos al estado de Aguascalientes durante la gestión del propio Compeán. Hoy fuera de esa tierra, Lara se regresó a uno de sus sitios más fuertes, Veracruz, pero sigue realizando negociaciones con varios equipos de la máxima categoría.  Pese al gran esfuerzo que se ha hecho en Ciudad Juárez, ¿habrá alguien que pueda confirmar al ciento por ciento que el señor Francisco Ibarra, quién asiste a los partidos de local de su equipo con pistola y con ella amenaza a periodistas por criticar a su escuadra, es el único dueño de Indios, a pesar de que hasta hace unos cuantos años era un periodista deportivo? Es innegable que ha habido numerosos casos donde el crimen organizado se ha inmiscuido de una u otra forma en el futbol mexicano, pero hoy día, cuando la batalla por limpiar nuestro país parece no tener límites ni concesiones ¿tendrá la Federación Mexicana de Futbol los suficientes filtros para estar completamente segura de que el dinero que se maneja en todos sus socios es lícita? ¿Tendrá la FMF la estrategia lo suficientemente sofisticada para realizar investigaciones profundas que le permitan confirmar que todos y cada uno de sus afiliados tienen total calidad moral y recursos económicos lícitamente ganados para integrarse al "selecto club"? Tras los sucesos de este miércoles en Coapa, la Femexfut tendrá que prestarle especial énfasis a este tema y, de ser necesario, estudiar de nuevo a cada afiliado para reconfirmar que no haya dinero del narcotráfico. Ojalá que lo ocurrido con el equipo Nueva Italia sea sólo un caso aislado, de lo contrario, sería un golpe brutal para todos los que conforman el futbol mexicano, incluidos los empresarios más importantes de nuestro país.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas