El primer sexenio de Vergara

La década de los noventa fue, sin duda, la más gris y triste en la historia de la rivalidad más importante que tiene el futbol mexicano. Con la abierta y descarada "alianza" que buscó y consiguió...

La década de los noventa fue, sin duda, la más gris y triste en la historia de la rivalidad más importante que tiene el futbol mexicano. Con la abierta y descarada "alianza" que buscó y consiguió Salvador Martínez Garza con Televisa, provocó que se dieran situaciones intolerables para ambas aficiones. El caso más evidente y desalentador fue el intercambio de figuras entre ambos equipos.

A pesar del siempre intenso y abrumador "atosigamiento" de los medios de comunicación, la pasión por el único Clásico Nacional descendió de manera considerable.

Afortunadamente, al iniciar el nuevo siglo, no solo Martínez Garza dejó la conducción de los rojiblancos, sino que apareció en la escena el personaje que se ha encargado de revivir y llevar a sus niveles más altos la pasión y el orgullo por ser “chiva”.

Guste o no, la aparición de Jorge Vergara le ha dado otro “sabor” al futbol mexicano. En muchas ocasiones, sus formas no han sido las correctas y han molestado a más de uno, pero este ex desconocido empresario para el mundo futbolístico ha tenido la gran capacidad de combinar el tema deportivo con la mercadotecnia y al hacer, hasta ahora, un balance general, el resultado alcanza a ser más positivo que negativo.

Hoy 30 de octubre se cumplen 6 años de la llegada de Jorge Vergara a la Presidencia del Club más popular de México. Su arribo, para muchos intempestivo, tuvo un arduo trabajo de convencimiento con los entonces socios del chiverío. Como ocurre en los países y equipos más importantes del mundo, su aparición estuvo rodeada de enorme polémica y detractores, pero lo hizo como más fácil podría convencer a los ex dueños, a base de billetazos.

Sus promesas iniciales ilusionaron a miles y provocaron la ola de críticas más intensa que se recuerde en los últimos 15 años. El hacer campeón a su equipo y la construcción del nuevo estadio provocaron cientos de apariciones en los titulares más importantes de los espacios deportivos.

En el ámbito deportivo, un campeonato, un subcampeonato, varias liguillas, dos semifinales de Copa Libertadores y dos cuartos de final de la Sudamericana. En estos seis años no han  faltado los problemas severos y las crisis deportivas y al interior del club: amplio desfile de entrenadores, polémica con jugadores y también fracasos en resultados.

En el aspecto de ventas y mercadotecnia, nadie podrá dudar de su capacidad para convertir a Chivas en un producto altamente consumido por millones de aficionados (son más de 2 mil diferentes productos de la marca) que le ha redituado ganancias quizá nunca antes alcanzadas por algún equipo en México. Además de todo, ha sabido conjugar a la empresa personal con el mundo del futbol de manera sumamente exitosa. La muestra más clara es que a pesar de no invertir cifras importantes en publicidad, hoy todo México y muchos países del mundo la conocen.

Es quizá difícil entender el manejo comercial y deportivo que le ha dado al Guadalajara, porque nunca antes se había visto en México. Ni siquiera el América, con toda la estructura y poderío de la empresa Televisa, han logrado diseñar una estrategia de "marketing" como lo ha hecho Vergara.

Se podrá estar de acuerdo o no con sus formas, decisiones, manejos, declaraciones, estrategias o actitudes. Quién sabe cuál será su futuro con los pleitos legales que enfrenta en México y Costa Rica por los productos Chivas y Saprissa. Pero habrá que reconocer que en aspecto comercial ha sido todo un éxito el sexenio de Jorge Vergara al frente del equipo.

En lo que se refiere al resultado futbolístico, cada quién tendrá su punto de vista.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas