La inexistencia de los líderes

El imprevisible futbol mexicano tiene hoy al borde del abismo a uno de los "grandes" de nuestro país. Muchos optarán por darle toda la importancia al fracaso de América y de quién se sume en ese...

El imprevisible futbol mexicano tiene hoy al borde del abismo a uno de los "grandes" de nuestro país. Muchos optarán por darle toda la importancia al fracaso de América y de quién se sume en ese llamado "Grupo de la Muerte" si es que no califican a la Liguilla por el título y dejarán a un lado proyectos que han funcionado con mucho sacrificios económicos y pocas figuras, pero con una estrategia inteligente.

Mientras Tigres, Monterrey, América y algunos más han navegado en una irregularidad que tendrá furiosa a sus respectivas directivas, San Luis y Morelia han logrado, hasta ahora, una temporada bastante aceptable para los estándares de nuestra liga y poco o casi se destaca su desarrollo en este Apertura 2008.

Quizá fortalecidos por la falta de reflectores y porque salvo cuando visitan una de las 3 grandes ciudades del país, los medios se acuerdan de ellos, los dos mejores equipos del torneo se muestran sólidos bajo la dirección de dos hombres que en algún momento fueron prospectos hasta para la Dirección Técnica de la Selección Mexicana.

Lo de Raúl Arias no sorprende en lo absoluto. Puede o no gustar su estilo y concepto de futbol, pero es innegable que es uno de los técnicos mexicanos más capaces de la actualidad. Su concepto futbolísticos lo ha llevado a levantar ya la copa y a pelear el título, pero la que quizá sea la gran virtud de Arias es la de "resucitar" a jugadores perdidos. Formando parte siempre del segundo o tercer equipo de la empresa Televisa y teniendo que aceptar "jugadores-deshechos", el experimentado timonel realiza una labor mental extraordinaria con ellos. La última muestra es Braulio Luna, otrora candidato a ser la gran estrella de México que se fue perdiendo y hoy es artífice de los Gladiadores.

El desempeño de Monarcas puede ser mucho más inesperado, pero no por ello poco merecido. Después de varios "tumbos" de la Directiva que encabeza Alvaro Dávila, recurrieron a una fórmula que ya les había dado resultados y hoy los vuelve a meter al protagonismo mexicano. Luis Fernando Tena es otro técnico de gran capacidad, pero que por alguna razón no alcanza el consenso del medio futbolístico para asumir la Selección Mexicana.

De igual manera, su filosofía nunca ha sido la más aplaudida, pero en este Apertura 2008, con un desconocido para México como lo es Andrés Mendoza y un equipo sin nombres que atraigan a los medios, Luis Fernando ha conducido al Morelia a una muy aceptable campaña que los tiene cerca de la calificación, aunque aún no está segura.

Poco se habla del cuadro purepecha, pero además de ser sublíder general, tiene a la segunda mejor ofensiva del torneo gracias a la decena de goles de Mendoza y a una buena labor de conjunto encabezada por Hugo Droguett, su orquestador. Pese a su ya veteranía Moisés Muñoz sigue siendo altamente confiable y encabeza a la cuarta mejor defensa del certamen y por si fuera poco, Monarcas parece haber entrado en esta recta final en la regularidad necesaria para ser un rival de respeto si es que califica a la Liguilla.

Sin duda alguna que el medio futbolístico mexicano es curioso, generalmente los líderes en las ligas más importantes del mundo son los que acaparan espacios en los medios de comunicación y en los comentarios de los aficionados en general. Pero en México se les destina muy poca atención.

La larga experiencia que tienen les habrá enseñado a Arias y a Tena que en ocasiones la vida es así de cruel, pero seguramente también ya se acostumbraron porque sus mejores éxitos profesionales han sido con equipos "chicos".

Seguramente esos que hoy solo provocan vergüenza a sus seguidores por su  mediocridad, cambiarían todos los reflectores que tienen a diario y sus múltiples apariciones en los diferentes medios de comunicación por vivir en la tranquilidad, la belleza de sus ciudades y cobijados por los buenos resultados como el superlíder y sublíder del Apertura 2008, San Luis y Morelia.

Aunque nadie se acuerde de ellos.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas