Sin excusas

Estamos en plena recta final del 2008 y hay tantos temas que a veces es complicado centrarse solo en uno, por la importancia que tiene para cada equipo y afición lo que este ocurriendo con su...

Estamos en plena recta final del 2008 y hay tantos temas que a veces es complicado centrarse solo en uno, por la importancia que tiene para cada equipo y afición lo que este ocurriendo con su escuadra preferida. Movimientos, transacciones, anuncios, acusaciones, señalamientos, en fin, tantos temas de lo que se podría abordar en lo individual, pero que en esta ocasión se hará en conjunto.

Toluca es un dignísimo Campeón del futbol mexicano. No hay ninguna duda sobre la forma en como obtuvo la novena estrella de su historia y aunque a muchos les duela, es el tercer equipo más ganador e importante, deportivamente hablando, de nuestro país. Quienes quieren ensuciar la corona alzada el domingo con el "tema arbitraje", se van por el camino fácil y más mediocre que existe: culpar a un tercero por lo ocurrido. Sumamente paradójico que en el futbol mexicano todos se quejan del arbitraje por su bajo nivel y no llevan al cabo una autocrítica seria.

¿Cómo pueden esperar quienes forman parte de este gremio un jueceo de enorme calidad, cuando a nivel futbolístico solo 3 de 20 semanas que dura el torneo se ve un buen nivel de futbol?  Resulta sumamente injusto exigir cuando uno ronda la mediocridad por tanto tiempo.

Honor a quién honor merece. Cruz Azul cayó con la cara al sol y mostrando una de las mejores caras que se le han visto en la última década. Pese a que se quedaron en la orilla por ocasión consecutiva, su Presidente Guillermo Álvarez debe de estar orgulloso de su escuadra, encabezada por un técnico mexicano y un plantel cuya base de nacionales le dieron la fuerza a La Máquina. Ojalá puedan encontrar la fórmula para fortalecer este proyecto y alcanzar por fin el objetivo y darle a su afición la alegría que tanto esperan.

Por otra parte, da la impresión que a los dos equipos llamados "grandes" se les acabo la fórmula para producir jugadores de alto nivel. Sumergidos en la peor etapa de su existencia y con un entrenador que confía cero en la cantera del equipo, las Águilas del América siguen en el camino fácil, pero que no les ha dado resultados en los últimos años. Incapaces de darle seguimiento a sus promesas vuelan en busca del talento joven de otras escuadras y convencerlos a base de billetazos, sin todavía comprender que para brillar en este equipo se requiere entender lo que significa y lo que representa para el futbol mexicano este equipo. Incomprensible también es el repatriar a Pável Pardo cuando ha sido de los pocos futbolistas que ha logrado una consolidación en Europa y que su nivel sí se ve reflejado cuando defiende la playera de la Selección Nacional. ¿A los 32 años, podrán pensar en un proyecto a largo plazo con Pardo en América?

Misma situación con el "enemigo acérrimo". ¿Entre las más de 100 escuelas que tiene Chivas en todo el país, no encontraron a un jovencito al cuál pudieron preparar para ser el relevo de Omar Bravo a su salida, en lugar de recurrir a Carlos Ochoa? ¿En México no existió en los últimos años un prospecto en toda su estructura de juveniles al cuál se le pudo llevar para ser el relevo del "Maza" Rodríguez y pareja de Magallón en la zaga tapatía? ¿Traer desde Europa a Aarón Galindo será la solución a los problemas del chiverío?

Esto le pasa a los dos "grandes", pero hay muchos más casos de falta de planeación y proyectos en el futbol mexicano. Pocos son los que entienden la manera en como se llega al éxito, pero sobre todo, como se puede mantener en él. Si no, que le pregunten al Campeón Toluca.

Felices fiestas.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas