¿Y la Cheyenne apá?

Esta finalísima tuvo de todo, desde la bronca para conseguir boletos, los revendedores eternos, la expectativa, garra, pasión, fuerza, táctica, variantes, emoción, paradones de Vilar, gambetas del...

Esta finalísima tuvo de todo, desde la bronca para conseguir boletos, los revendedores eternos, la expectativa, garra, pasión, fuerza, táctica, variantes, emoción, paradones de Vilar, gambetas del joven Barrera que siempre hace una de más, el liderazgo de Leandro, los corajes del "Tuca", la intensidad del "Profe" Cruz, lo echado para delante de los directivos de Atlante, Couchonnal y Toño García.

La sobriedad y mando sin aspavientos de Víctor Mahbub, el Presidente Puma, el llenazo desde temprano, sí, hubo de todo, ¡menos goles!, y así, parafraseando esa magnifica campaña (no llevo comisión para publicitarla) en donde el orgulloso papá le muestra a su hijo una enorme extensión de terreno diciéndole que algún día todo eso será de él, pero al niño sólo le interesa la camioneta Cheyenne, así en esta finalísima, ya no nos importa lo demás, queremos goles que definen el título.

PRIMERO, NO COMETER ERRORES…

Atlante salta al campo con la intención clara de extremar precauciones para no cometer "esos" errores como los cometidos por Santos que de entrada cuestan goles, rompe concentración, arrebatan la seguridad, estallan los nervios sabedores que aquí no se juegan los puntos, se juega el título y cuando se tiene…

AL PORTERO FEDERICO VILAR…

Que ya de últimas resuelve mucho más que otros arqueros, las cosas pintan diferente al poder tomar ciertos riesgos, muy pocos en este caso, Atlante tuvo un par de llegadas y ya, de ahí mucho desgaste para soportar y neutralizar a estos Pumas del “Tuca” que por momentos ahoga al Atlante que tiene en Vilar, una vez más, a su figura central, Pumas llega, pero se necesita mucho más que lo que mostraron para superar a Vilar, del otro lado…

LEANDRO HACE DIFERENCIA…

No sólo por echarse al equipo al hombro sino por su liderazgo natural, el Rubio de los pocos pelos largos está en todo, concentrado al máximo, sube y baja, defiende y ataca, desdobla y regresa, grita y manda, cuestiona al árbitro, es un jugadorazo completo y no estaría mal que…

HUGO LO LLAME PRONTO…

Porque esto de Leandro no es nuevo, ni tampoco de ayer, es de mucho tiempo para acá.

"Tuca" pone su formación que controla el balón y alcanza llegadas, pero es neutralizado muy pronto, fiel a su estilo, hace cambios y variantes y así Pumas toma la manija en el segundo tiempo y sólo un arquero como Federico Vilar impide el gol Puma.

Así las cosas pues, un cero a cero que deja la puerta abierta a una definición con ganador por fuerza el domingo en Cancún en donde la ventaja de Atlante como local puede ser un espejismo, aquí es la final tan pareja que puede definirse por un solo error o un acierto virtuoso… Así de fácil…Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas