Los Maestros hacen tablas...

Y conste que no estoy hablando de ajedrez en donde los grandes maestros con frecuencia hacen tablas en esas partidas que para quienes no estamos involucrados con este deporte ciencia, van más allá...

Y conste que no estoy hablando de ajedrez en donde los grandes maestros con frecuencia hacen tablas en esas partidas que para quienes no estamos involucrados con este deporte ciencia, van más allá de nuestro alcance, aquí estamos hablando de dos grandes Maestros: Lapuente y La Volpe, que por circunstancias del destino vuelven a enfrentarse en la cancha en condiciones sumamente parejas no sólo por cómo llegan sus dos equipos (Rayados de Monterrey y Tigres), sino por todas esas cosas que los hicieron llegar a mitad de Temporada sin haber diseñado estos equipos, auténticamente como dos bomberos de lujo.

MUCHAS COINCIDENCIAS...

Que van desde recordar que cada uno tuvo su momento con la Selección Nacional, Manolo en Francia 98 y Ricardo en Alemania 2006, hasta el encontrar que los dos tienen estilos tan definidos que…

AMBOS TIENEN ESCUELAS...

Los discípulos aventajados de Manolo son Raúl Arias, Mario Carrillo, el "Flaco" Tena y el "Chepo" de la Torre. Mientras que para Ricardo son Miguel Herrera, Daniel Guzmán, el Profe Cruz y su discípulo más aventajado Rubén Omar Romano, así que estas dos verdaderas escuelas se enfrentan este fin de semana.

ADEMÁS ES UN CLÁSICO...

Por si faltara algo para aventar un pronóstico, este es un Clásico y en este tipo de juegos los antecedentes salen sobrando, sin embargo en está ocasión son los antecedentes los que pueden gobernar el destino del partido y conste que decir empate no significa que no me atrevo a lanzar un pronóstico, sino que ese es el resultado que yo veo más viable, que ni Tigres, ni Monterrey van a buscar superioridad, las circunstancias del partido se prestan para decir que aquí va haber goles aunque sean poquitos, pero que al final el empate va a permitir que los Rayados y sus compadres Tigres se vayan a cenar con dos o tres chelas entre pecho y espalda… Así de fácil.

NO ES MALDICIÓN ES SOBERBIA

Uno de los valores más hermosos que tiene el deporte es lo impredecible, el que en la cancha no hay millones, ni tamaños, ni razas, ni religiones, ni colores ni siquiera soberbias que puedan ganar un partido antes de jugarlo, frustrante y dolorosa lección para el Real Madrid y sus millones de aficionados que dieron por hecho que sus virtuosos anotarían ese gol requisito indispensable para seguir caminando en la Champions, de hecho ya hasta lo festejaban, es más, la "línea calinete" los daba como amplios favoritos, sólo que a todos, absolutamente a todos se les pasó tomar en cuenta que enfrente había un equipo, La Roma dispuesto a recoger el guante, divino deporte que va de la magia a la frustración.

ÉSTO NO ES DE MALDICIONES…

Por todos lados se señala que el Real Madrid vive la maldición de la Champions cuando en los últimos cuatro años no han logrado pasar de la primera ronda de nocaut, no es maldición es soberbia, simplemente en esto del deporte donde la memoria es muy corta, habrá que recordar la víspera del partido y el mismo día del juego en donde todos o casi todos dábamos por hecho que el Madrid sacaría de la chistera un gol de Robinho, o Raúl, o Guti o el que fuera y con eso sería suficiente para eliminar…

AL EQUIPO DE ENFRENTE…

Porque, insisto, a muchos se les olvida que La Roma es un equipo hecho y derecho de un gran oficio y como histórico del futbol italiano jamás se agacha ante nadie, ni siquiera ante los millonarios y virtuosos del Real.

Así las cosas pues, me da tristeza no ver más al Real Madrid en la Champions, sin embargo, hoy levanto la copa (no la Champions) para decir salud por el deporte que va de lo frustrante hasta lo mágico y que en su esencia es impredecible... ¡Viva la Roma!... Así de fácil.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas