Obama y Aguirre, los invisibles…

Coincide la llegada de estos dos personajes tan esperados en nuestro país, obviamente guardando proporciones, Barack Obama el carismático Presidente de EUA y Javier Aguirre, el nuevo timonel del Tri.

Coincide la llegada de estos dos personajes tan esperados en nuestro país, obviamente guardando proporciones, Barack Obama el carismático Presidente de Estados Unidos que llega en su Superjumbo Airforce Number One del que se baja y sube a uno de los dos superhelicópteros y a su Superlimusina que lo vuelven invisible para nosotros los ciudadanos de a pie y que lo van trasladando por todos lados del reducido círculo geográfico en que se moverá el Presidente Norteamericano, sin duda muchos hubiéramos querido verlo aunque sea pasando por las calles de la Ciudad de México y sin embargo sus guaruras, sus limusinas y el aparato de seguridad más impresionante que yo he visto en mucho tiempo en nuestro país nos va a impedir hacerlo, a mí me hubiera gustado verlo como lo vieron la semana pasada en Europa o como estuvo por aquí el Presidente francés Sarkosy, sin embargo la inseguridad en que vivimos hace indispensable estas medidas de seguridad, la visita de Barck Obama nos genera esperanza en una nueva opción en las relaciones bilaterales México-Estados Unidos, les aseguro que muchos hubiéramos ido a saludarlo a las calles, su carisma lo avala, proporción guardada (Cada chango a su mecate, dicen en mi pueblo) Javier Aguirre  también llega a México generando en su campo, el fut, una enorme expectativa, no llega por supuesto con ese despliegue de seguridad pero también lo esconden y se lo llevan por otra puerta, yo diría que llega con la expectativa más grande que cualquier otro personaje del deporte mexicano en los últimos años, no es solamente producto de los fracasos de Sven y Hugo Sánchez lo que hace que Javier Aguirre llegue con esta aureola sino precisamente su sentido de ganador, curiosamente los dos personajes llegaron, supimos que estaban en México pero son auténticamente invisibles o intocables. AL ESTILO DEL "VASCO"… Javier Aguirre no llega a probar nada, en el tema de la lana llega a cobrar lo mismo que cobraba Eriksson y probablemente un poco más, no necesitaba probar nada es un triunfador, lo ha hecho en México y lo ha hecho fuera de nuestro país, no olvidemos entonces que llega a sacar a nuestra Selección Nacional de un marasmo y de una indolencia desesperantes y chocantes…   EL TRI  ESTÁ ENFERMO DE NADA… Nuestra Selección no juega a nada, no se compromete a nada, parece que no importa nada en el grupo aunque por dentro se consumen de frustración, a este grupo desde la era Hugo y la era Eriksson no ha habido forma de  mostrarles exigencia, los que son titulares se sienten titulares y creen que simplemente por haber jugado así o por haber hecho cierto nombre o por cobrar mucho dinero y lo peor, por estar en Europa que no es lo mismo que jugar en Europa, ya tiene su puesto asegurado, estoy seguro que Javier viene a sacudir este árbol y nos va a mostrar tres o cuatro sorpresas muy a su estilo, porque a final de cuentas… LOS ONCE DE AGUIRRE… Que serán a los que nombre cada vez que salten a la cancha, serán precisamente los que estén convencidos del futbol que Javier requiere y exige, del carácter de Javier, del estilo de Javier, de la propuesta futbolística de Javier, pero sobre todas las cosas de ese estilo que nuestra Selección ha perdido, y conste… NUESTRO ESTILO NO ES ÚNICO… Ha evolucionado al paso del tiempo desde Miguel Mejía Barón, con Miguel, el técnico que más ha influido en la carrera de Aguirre encontramos un estilo y después cada uno de los técnicos que pasaron por la Selección Nacional, con la excepción del "Profe" Meza por su problemática, cada uno puso un estilo y un sello al momento adecuado y sabíamos a lo que jugábamos, con el "Pichichi" perdimos esa brújula, nunca supimos a lo que jugaba Hugo Sánchez o pretendió hacerlo y con Sven también todo fue teoría, hoy Javier va a jugar al estilo de Javier Aguirre con los jugadores mexicanos que pueda y que encuentre aunque en algunos puestos estamos escasos de talento como entre los goleadores mientras que porteros nos sobran, conste que mexicanos somos los que nacimos en este país y los naturalizados, ¡bienvenido Javier!... Así de fácil.

 Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas