Bien por Justino…

Bien por Justino Compeán, Presidente de la FEMEXFUT, que finalmente da el paso diciendo ¡por fin! las cosas como son, sí, el futbol mexicano es un negocio, entonces ¡háganlo!

Bien por Justino Compeán, Presidente de la FEMEXFUT, que finalmente da el paso diciendo ¡por fin! las cosas como son, sí, el futbol mexicano es un negocio, entonces ¡háganlo! Y no algunos directivos por ahí sacando banderitas de “Compromiso Social” que ni cumplen, preséntenlo así, fuera máscaras y dejémonos de hipocresías, el futbol mexicano, nos conviene a todos los involucrados, jugadores, técnicos, directivos, Gobiernos Estatales, Municipales y Federal, Medios de Comunicación, afición, todos, hay que verlo como negocio, pero el reto importante es entonces… BUSCAR LOS EQUILIBRIOS… Entre el aspecto deportivo, el aspecto negocio y el aspecto social tan olvidado y no es caridad, es ser congruente y devolverle algo a la afición y la comunidad que representan. Hoy los dueños del balón buscan mayores ingresos que esperemos la mayor parte de ellos se reviertan en mejorar el espectáculo de cancha y en darle su lugar a la afición y a la comunidad. LIGUILLA NUEVA Y TELE… La nueva forma de jugar la Liguilla nos quita, de golpe, la pasión de juegos a nocaut directo, pero en cambio se da un avance en privilegiar la justicia deportiva hasta donde pueda hacerse para no matar, por ejemplo, al primero de la Tabla General de un descontón en el primer juego de la Liguilla como ocurrió esta temporada con Tigres, cada equipo calificado tendrá cuando menos seis partidos, lo que generará más taquillas, más transmisiones de tele lo que implica más ingresos para todos, aquí el lado del negocio está asegurado, la justicia deportiva avanza un paso más pero, insisto, los equilibrios en la parte deportiva, social con el negocio es hoy lo fundamental. NO SATANICEMOS A LA TELE, AL FIN LA VEMOS GRATIS… Hace unas semanas los muy puristas se rasgaban las vestiduras cuando se inventaron las famosas pausas de hidratación en momentos que no se necesitaban y en cambio, paradójicamente, en CU en el Pumas-Chivas al árbitro hizo como que se le olvidó quizá para evitar problemas, estas pausas primero fueron aprovechadas como oportunidad y después como excusa por parte de las televisoras para buscar mayores ingresos que finalmente también es su negocio, los de la tele no son hermanitas de la caridad y al generar ingresos de patrocinadores le paga a los equipos un buen porcentaje de sus entradas, tampoco se trata que la tele se apodere de todo pero aquí no hay que irnos ni a un extremo ni al otro, la televisión forma parte importante del equilibrio fundamental que hoy necesitamos en el negocio del futbol, son cuatro elementos indiscutibles: el deporte del futbol, la comercialización, la televisión y el último y que muchas veces pasa desapercibido, el efecto social que todo esto detona, si encontramos ese equilibrio y nos dejamos de tonterías y discusiones estúpidas el beneficiado será precisamente el espectáculo mismo… Así de fácil.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas